Columnistas & Blogs

Piden a Colombia reabrir caso de violación

gerardo reyes/el nuevo herald

El Ejército de Estados Unidos pidió a la fiscalía colombiana practicar pruebas judiciales en un caso que la justicia castrense norteamericana archivó de una niña de 12 años violada presuntamente por un militar estadounidense y un contratista de origen mexicano, según informó un vocero de la fiscalía.

Los sospechosos, el sargento Michael Coen y el contratista César Ruiz, fueron sacados de Colombia bajo inmunidad diplomática, en virtud de acuerdos entre ambos países. Contra ellos no ha habido ningún cargo criminal en Estados Unidos.

La petición por escrito a la fiscalía se produce una semana después de que El Nuevo Herald publicó una serie que reveló fallas en la investigación criminal del ejército de Estados Unidos sobre los hechos ocurridos en agosto del 2007 en una base militar al occidente de esta ciudad.

Según el vocero de la fiscalía, se designará de inmediato un fiscal y un grupo de investigadores para que practiquen las pruebas solicitadas.

El vocero dijo que el recaudo de pruebas, en principio, consistirá en recoger versiones de testigos, pedir "peritajes de Medicina Legal'' y hacer inspecciones judiciales, entre otras. Las evidencias que se recauden serán entregadas a la embajada en Bogotá para que las remita a las autoridades que llevarán el caso en Estados Unidos.

El jueves en la tarde El Nuevo Herald se comunicó telefónicamente y mediante correos electrónicos con la embajada norteamericana en Bogotá, pero fue imposible obtener comentarios sobre los términos de la carta.

"Estoy feliz, que se haga justicia, estoy cansada de tanto sufrir'', dijo desde Bogotá la madre de la niña, Olga Lucía Castillo.

El caso de la niña, ahora de 14 años, comenzó a ser investigado por un fiscal colombiano en el municipio de Melgar, 100 kilómetros al occidente de Bogotá, pero el expediente pronto le fue entregado a la embajada de Estados Unidos debido a que los implicados estaban cobijados por inmunidad diplomática.

La investigación fue archivada por la justicia militar estadounidense pero una portavoz de la embajada de Estados Unidos, consultada hace dos semanas, dijo a El Nuevo Herald que su gobierno estaba dispuesto a continuar la pesquisa "si algún testigo que no estuvo presente al momento de la investigación decidiera presentarse ahora, o se hallan nuevas pruebas pertinentes al caso''.

De acuerdo con la investigación judicial que se hizo en Colombia, la niña fue violada en una habitación de la base Germán Olano de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), en Melgar.

El pedido a la justicia colombiana fue hecho este jueves mediante una carta que la Justicia Penal Militar estadounidense envió a través de la embajada en Bogotá.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios