Guillermo Descalzi

GUILLERMO DESCALZI: Terrorismo de estado

La cosa es grave. No es que vaya a haber guerra, ya hay guerra. “Tenemos evidencia incontrovertible de que Rusia actúa deliberadamente para subvertir el orden en Europa del Este” dice Michael Hayden, ex director de la CIA. Si no se detiene a Putin, se acabó la independencia de Letonia, Lituania, Estonia, Bielorrusia, Moldavia, Ucrania y Georgia. Se volverán ‘protectorados’ o, mejor dicho, volverán a la esfera de dominio ruso. Es un escenario muy real, a eso apunta Putin. Polonia y Hungría también peligran. Está en juego todo el este de Europa. ¿Tendrán Obama y los líderes europeos lo que se necesita para enfrentar al ruso?

Los primeros 40 cuerpos del avión siniestrado estaban camino a Holanda y ya los ‘rebeldes’ habían derribado dos aviones más. Los equipos para bajar aviones encima de 30,000 pies son complicados. En Estados Unidos sus operarios requieren seis meses de entrenamiento. Es por eso probable que hayan sido militares y técnicos del ejército ruso los que hayan disparado el cohete que derribó ese avión. Hoy se sabe que en las semanas previas habían derribado dos docenas de aparatos, pero se necesitó el derribamiento de un vuelo civil, internacional y de pasajeros, para que se destape el asunto. Fue un acto de terrorismo de estado.

Putin ha iniciado su ‘destape’, su sincerarse no con palabras (siguen siendo duplícitas), sino con acciones que ya no se preocupa en camuflar. Ha disparado sobre Ucrania desde su lado de la frontera. Las aproximadamente 50 mil tropas que tenía acantonadas cerca a la línea se han fragmentado en grupos listos para una movilización.

Lo que antes parecía inexplicable no lo es por la sencilla razón de que Vladimir Putin siempre fue un socialista, y en esta etapa ha abrazado el socialismo nacional, el nazismo, sin pudor. Consiste de un gobierno central despótico sobre un país de monopolios privados, su modelo para ‘su’ ex esfera soviética. Ha montado una guerra para reconquistarla, contra Ucrania, y una estrategia de terrorismo respecto a Europa y Estados Unidos.

Terrorismo: una operación de violencia para infundir temor.

Lo que busca Putin en Europa y Estados Unidos es infundirles temor para que no actúen. La declaración del general Hayden lleva a analizar lo ocurrido con el vuelo MH17 en otra luz. Siendo así las cosas, el derribamiento puede haber sido sabiendo que era un avión civil cargado de pasajeros. ¿Atemoriza eso? Claro que atemoriza. Tan acobardados estaban en Europa que rehusaron unirse a las sanciones económicas de Estados Unidos a Moscú. Ahora lo pensarán con más vacilación aún, y tanto vacila Estados Unidos que rehúsa ampliar la presencia de tropa americana en la OTAN, así como llevar a Ucrania las armas y equipos necesarios contra sistemas avanzados de cohetería tierra-aire, proyectiles balísticos, vehículos blindados y tanques. Putin, en cambio, está colocando equipos antiaéreos en toda su frontera europea. Confía en que si cae el Este de Ucrania, el resto del país se ‘rinde’ de puro susto. Su teoría del dominó dice que luego se avasalla el resto de Europa Oriental, y si los europeos piensan que manteniéndose al margen de las sanciones se ganarán la buena fe del ruso, señores, en ese caso prepárense para la propagación de esta guerra porque Putin no se va a detener. Quiere su URSS Nazificada, Corregida y Fortalecida. Su participación oculta está llegando a su fin.

¿Tapar lo inocultable? Putin es práctico. No le será posible seguir su engaño, y sus acciones están tornándose al descubierto. No hay duda que él, personalmente, guía algunas de las estrategias ‘rebeldes’. La rebelión era una pretensión tras la cual escondía sus intenciones ucranianas. Está en una segunda etapa de no ocultar más. La tercera será declarar abiertamente lo que quiere, y enviar su ejército a hacerlo.

La de Ucrania es una realidad urdida en Moscú, y si les suena a Unión Soviética rediviva, es porque se reinició la guerra fría y está rápidamente volviéndose caliente. Con Putin se acabó el trato de amigos, se acabó a no ser que los europeos sigan contemporizando con él y se repita la historia. Es cíclica. Hay nuevos Chamberlains deseosos de apaciguar. “ Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén: Todo tiene su tiempo y todo propósito un lugar bajo el sol’’. Eclesiastés 3:1 Es tiempo de acción para la integridad de Europa. No al apaciguamiento. Si no se detiene a Putin, se acabó la libertad del este europeo. Nuevamente: ¿Tendrán Obama, Merkel y Cia. lo que se necesita para enfrentar al ruso? Putin cuenta con que ni Estados Unidos ni Europa harán nada por temor a una guerra, y quizás se necesite un acto de aparente irresponsabilidad para enfrentar al verdaderamente irresponsable en todo esto. El occidente también puede intimidar. ¿Lo haremos? Lo hizo Kennedy en la crisis de los misiles.

  Comentarios