Guillermo Descalzi

GUILLERMO DESCALZI: Primarias de resentidos y asustados

El movimiento de Trump (eso es lo que es) se asemeja a los nacionalistas de Europa. El suyo es Nacionalismo Americano con su no a lo que no sea nuestro, especialmente los indocumentados… y que los mexicanos paguen (por aprovecharse de nosotros) lo que él hará para que no vengan más. Lo siguen los neo-resentidos, euro-americanos de clase media y obrera en vías de su desplazamiento como primera fuerza política y social del país.

Esta empieza a verse como una contienda entre asustados y resentidos. Los de Trump son resentidos-insurgentes (que surgen por adentro) que él alienta con sus posturas nacionalistas. Los asustados en el lado republicano son sus líderes tradicionales que no saben a quién apoyar, Kasich o Bush, porque Rubio se está desinflando, Cruz es un paria y Christie… es Christie. Van tan atrás en las encuestas que es difícil entrever su camino a la nominación. La nueva cautela de Trump se entiende mejor en este contexto porque ahora lo que necesita es no caerse, así de simple es por el momento al menos.

Donald, inusualmente cauto en sus expresiones, está cambiando de estrategia. Necesita más sustancia, gente, organización y personal de campaña. Lo sabe. Está dejando el estilo de boxeador y asumiendo el del rey que es en las encuestas nacionales. Que se peleen los otros mientras él se hace más presidenciable.

Lo más notable antes del martes en New Hampshire fue el desinflarse de Marco Rubio en el último debate. Repitió la escena de su botellita de agua, pareció Dan Quayle ante Lloyd Bentsen en 1988. Puede haber sido fatal para él, sospecho que así será.

Sanders llama a viejo-resentidos en el lado demócrata, los antiguos pisoteados, los hispanos y morenos junto a los perpetuos descontentos del idealismo, la juventud. En este lado los asustados también son los que empiezan a verse desplazados por lo que está ocurriendo, Clintonianos en general.

La nominación se presenta en ambos partidos como una lucha entre los resentidos y los asustados, demócratas ‘normales’ y republicanos ‘tradicionales’ ansiosos ante su creciente desplazamiento en el proceso.

¿Se va a beneficiar Cruz de su triunfo en Iowa? No lo creo, ganó en un estado predominantemente agrícola, europeo-americano y fundamentalista cristiano, un conjunto de características que no va a encontrar fácilmente reunidas en otros lugares.

Clinton, que empezó con 50 puntos de ventaja, salió con dos décimas de 1% sobre Sanders en Iowa, un margen tan estrecho que es posible que se están ‘revisando’ errores en el conteo.

La tendencia nacional no es buena para Hillary. Está en bajada, ha perdido 17 puntos mientras su rival ha ganado 12. Están nariz a nariz, Clinton 44, Sanders 42 en la última encuesta Quinnipiac nacional.

Sanders: El problema con su posible nominación es que es un socialista de corte social-demócrata europeo, pero aquí no se entiende eso y solo se escucha eso de ‘socialista’.

Sanders y Trump son dos ‘europeizantes’, uno de la social democracia europea y el otro de su nuevo nacionalismo… blanco.

Trump: El problema con su posible nominación es que competiría sin los negros y los hispanos, 25% del electorado nacional.

Clinton: Lleva todo el peso del liberalismo desilusionado con ella, sus resentidos, los ‘progresistas’ de la izquierda demócrata.

En estas primarias no hay nada claro, solo contiendas de resentidos y asustados buscando quizás no al mejor sino al menos peor. De aquí se van a Nevada muy hispana, y Carolina del sur 30% negra, malo para resentidos, bueno para asustados.

Antes de dos meses sabremos quiénes serán los probables nominados. De aquí a abril se resuelven 39 estados y territorios, con el gran premio el 1ro de marzo cuando se resuelven 13. Interesante número. Para muchos será de mala suerte.

Periodista, escritor y filósofo peruano.

  Comentarios