Manny García-Tuñón

GARCIA-TUÑON: Prepárese bien para las vacaciones

Ya que acaba de terminar el año escolar, podemos disfrutar de, por lo menos, unos meses de menos tráfico en las calles de Miami. Tremendo lujo. Pero, ¿no deberíamos considerar disfrutar también de unas vacaciones para recargar nuestras baterías?

En el caso mío, a veces pienso que tengo tanto trabajo, que no tengo tiempo ni de pensar en unas vacaciones, pero mi cuerpo y mente me recuerdan cada año más drásticamente que necesitan por lo menos un tiempo de descanso. Además, me doy cuenta que lo tengo que hacer, no solo por mi familia, sino por mi empresa también.

Como asentiría cualquier propietario de una pequeña empresa, tomarse un tiempo libre es difícil, especialmente en medio de una recuperación económica, pero definitivamente vale la pena el esfuerzo, tanto para nuestro propio bienestar como también, –créalo o no– para el bienestar de nuestras empresas. Durante años los investigadores han reportado sobre la importancia de las vacaciones para aliviar las tensiones, aumentar la productividad y promover la buena salud. Sin embargo, es fácil ignorar una de nuestras necesidades humanas más básicas de descanso y relajación.

Una encuesta reciente de Robert Half Management Resources, un grupo de consultoría para profesionales financieros, revela que casi la tercera parte de todos los ejecutivos financieros han tenido menos días de descanso o han cancelado sus vacaciones este verano para poder ocuparse de sus organizaciones durante esta coyuntura económica tan dinámica. Aunque estoy impresionado con el sentido de responsabilidad demostrado por una tercera parte de los 1,400 ejecutivos financieros que participaron en esta encuesta, hay riesgos de agotamiento vinculados – y los ejecutivos no son los únicos afectados.

Según el estudio anual de vacaciones de CareerBuilder, 35% de los trabajadores encuestados reportó que no planeaban tomar unas vacaciones este año. Cuando se les preguntó por qué, un 70% dijo que no podía por razones financieras, y aproximadamente el 20% dijo o que tenían miedo de perder sus empleos o se sentían culpables de estar fuera de la oficina.

Con tantas personas recién comenzando en nuevos puestos de trabajo, es fácil entender por qué tantos trabajadores son cautelosos. Otra encuesta de CareerBuilder encontró que 47% de los trabajadores ha asumido más responsabilidad a causa de un despido, 37% están haciendo el trabajo de dos personas y 34% están más tiempo en la oficina trabajando al menos diez horas diarias y además, los fines de semana.

Como propietarios de pequeñas empresas, debemos preocuparnos por el bienestar personal de cada miembro de nuestro equipo. Además, no podemos esperar que los trabajadores puedan sistemáticamente trabajar tantas horas extra sin afectar negativamente la calidad de su trabajo.

Si bien mucho se ha escrito sobre los beneficios de tomar unas vacaciones, no hay mucha ayuda para los que no piensan que pueden tomarse un tiempo de descanso. Incluso los que alcancen a tomar un descanso pasan la mayor parte de sus vacaciones pensando en su trabajo o leyendo mensajes de correo electrónico y haciendo llamadas telefónicas.

Yo creo en la importancia de estar desconectado durante las vacaciones y he encontrado que la mejor manera de lograrlo es planificando adecuadamente con antelación. Piénselo, el verano ya ha llegado y debería considerar un tiempo de descanso. Una vez que tome la decisión, puede entrar en modo de planificación de vacaciones en el trabajo.

Comunicación y delegación: Durante dos semanas antes de que tome mis vacaciones, estoy en constante comunicación con mi equipo para afirmar de que todo el mundo está en la misma página, asignar tareas y asegurar que todas las responsabilidades se lleven a cabo. Es fundamental que la empresa no sea afectada negativamente simplemente porque estoy fuera.

Anticipe las necesidades de sus clientes : He encontrado que realmente puedo disfrutar mis vacaciones sin remordimiento cuando sé que mis clientes serán atendidos mientras estoy fuera. Durante dos semanas antes de que tome sus vacaciones, hable con sus clientes para anticipar cuáles podrían ser sus necesidades y tome medidas para satisfacerlas antes de que surjan. En mi sector, el servicio es todo. Yo tengo que asegurarme de que las necesidades de mis clientes se satisfagan incluso cuando no estoy allí físicamente para hacerlo yo mismo.

Prepare una lista de tareas pendientes: Quizás la forma más eficaz para garantizar que todas mis responsabilidades queden cumplidas es elaborar una lista de tareas pendientes y priorizarla dos semanas antes de mis vacaciones. Por lo general tengo que trabajar extra antes de un viaje para asegurar que cumple todo en mi lista, pero vale la pena para la tranquilidad.

Estos tiempos son suficientemente difíciles sin tener que sobrecargarlas con el estrés añadido de agotamiento y pobre producción asociada con no tomar algún tiempo necesario para descansar y disfrutar de unas vacaciones. Planifíquelo bien y disfrútelo.

Manny García-Tuñón es columnista de el Nuevo Herald y presidente de Lemartec, una firma de diseño y construcción de Miami.

manny@unosminutosconmanny.com

www.unosminutosconmanny.com

  Comentarios