Manny García-Tuñón

GARCIA-TUÑON: La influencia de las primeras impresiones

Llevamos varias semanas entrevistando candidatos para un puesto en nuestra empresa y me hace recordar de la influencia – ya sea positiva o negativa – que tienen las primeras impresiones en nuestro proceso de evaluación. Mientras quisiera admitir que no siempre confío en primeras impresiones, definitivamente las respeto.

De acuerdo con estudios de psicología, los seres humanos formamos una opinión inicial de las personas que conocemos durante los primeros segundos de una interacción – ya sea personal o profesional. Desde una entrevista de trabajo a una presentación de ventas, las primeras impresiones pueden significar la diferencia entre conseguir un puesto de trabajo o no; entre el éxito o el fracaso.

Pero nuestras primeras impresiones no están limitadas solamente a personas. Empresas enteras a nivel organizacional, incluyendo nuestras propias empresas, también crean primeras impresiones – influyendo la forma en que el público nos percibe. Estas primeras impresiones “corporativas” pueden determinar si su empresa ganará ese próximo contrato o si lo perderá a sus competidores. Las consecuencias de las primeras impresiones en el mundo de los negocios son de largo alcance – ya sea positivo o negativo – afectando el éxito de la organización y de cada miembro del equipo. Quizás suene como una exageración, pero mucho depende de esa primera impresión; de esa percepción que se forma en nada más que un instante.

Ya sea para una entrevista de trabajo, una reunión de ventas, o una campaña de mercadeo corporativo a nivel internacional, la pregunta que debemos contestar es la misma: ¿Cómo podemos influir esas percepciones para lograr la impresión deseada? Consideremos la ciencia detrás de las primeras impresiones.

La comunidad médica, los psicólogos en particular, han realizado investigaciones exhaustivas que comprueban que las primeras impresiones pueden determinar desde las amistades que formamos y el rumbo profesional que tomamos, hasta de quien nos enamoramos. Mientras que existen algunas discrepancias sobre cuánto tiempo actualmente nos toma para formar una primera impresión – ya sea segundos o minutos – todos los expertos están completamente de acuerdo con dos conclusiones.

Primero, se sabe que las primeras impresiones se forman en dos áreas cerebrales – la Amígdala y la Corteza Cingulada Posterior – que son las áreas del cerebro responsables de procesar y guardar las reacciones emocionales. Este avance de la investigación médica es importantísimo para ayudarnos entender que el primer factor que influye las decisiones de sus clientes o empleadores potenciales es la emoción. Por lo tanto debemos tratar de crear conexiones emocionales – algo que las grandes empresas de publicidad han aprendido a hacer muy bien. Usted también lo puede aprender.

La segunda conclusión ampliamente aceptada es que las primeras impresiones son extremadamente difíciles de cambiar. El impacto del mismo es tremendo en el mundo de los negocios. A veces no consideramos que algo tan simple como la forma que le damos la mano a alguien en un contexto profesional puede crear una impresión duradera. Ya sea usted un empleado o un empleador, debe darse cuenta que creamos primeras impresiones todos los días en nuestro trabajo que afectan como el publico percibe nuestra organización – y eso puede significar la diferencia entre el éxito o fracaso de nuestras empresas.

La Persona

Los estudios indican que existen ciertos factores en particular que influyen como los demás nos perciben a nivel personal y profesional – y, por asociación, como perciben a nuestras organizaciones. Los factores personales incluyen:

Apariencia

Conocimiento

Profesionalismo

Amabilidad

Nuestra disposición para ayudar a los demás

Credibilidad

La confianza que proyectamos

La Organización

Estos factores personales se pueden trasladar a un nivel organizacional. Cada organización debe definir e implementar estándares y procedimientos que afecten positivamente estos factores e insistir que todos los miembros del equipo cumplen con esos estándares. Mientras que estos factores aplican a todas las empresas sin importar la industria en cual estén, el sentido que cada organización les de es algo relativo e individual. Lo único que le debe importar es, ¿cómo quiere usted que el publico perciba su compañía?

Establezca estándares de vestuario, interacción con clientes y comportamiento.

Consistencia en todo que lleva su marca y logotipo – por ejemplo, su página de internet, anuncios, folletos, materiales de mercadeo y tarjetas.

Implementar estándares de servicio al cliente.

Evaluaciones y encuestas del cliente – pregúntales como les perciben y aprenda de las respuestas en cuales áreas debe mejorar.

Estrategia para los medios de comunicación sociales.

En el mundo de los negocios, las primeras impresiones positivas no se logran por casualidad, sino son causadas por los logros de personas comprometidas a la excelencia personal y organizacional. Recuerda, nunca tendrás una segunda oportunidad para causar una primera impresión.

Manny García-Tuñón es columnista de el Nuevo Herald y presidente de Lemartec, una firma de diseño y construcción radicada en Miami, Florida.

manny@unosminutosconmanny.com

www.unosminutosconmanny.com

  Comentarios