Manny García-Tuñón

José Cil, una carrera que inspira a todos

La semana pasada el Miamense José Cil, fue nombrado presidente de Burger King Worldwide después de servir como vicepresidente ejecutivo y presidente de Burger King Europa, Oriente Medio y Africa desde noviembre del 2010. Nacido en Miami de padres cubanos, José Cil se graduó de secundaria en Belén Jesuit Preparatory en 1987 y del Colegio de Derecho de la Universidad de Pennsylvania en 1994. Comenzó su carrera en Burger King en el año 2000.

José Cil es parte de una minoría selecta de ejecutivos hispanos que están al frente de grandes corporaciones, como el fallecido Roberto Goizueta de Coca Cola y, más recientemente, César Conde de NBC Universal (ambos resultan ser también ex alumnos de Belén), pero necesitamos aún más. Consideremos las estadísticas demográficas:

▪ Uno de cada seis americanos es hispano, un aumento de 47.5% en los últimos 11 años.

▪ Hay más de 52 millones de hispanos en EEUU.

▪ Para el 2050, los hispanos seremos un tercio de la población estadounidense.

▪ El nivel educativo de 22% de hispanos con más de 25 años de edad es inferior al noveno grado.

▪ Solo 13.4% de los hispanos termina la universidad.

▪ La tasa de deserción escolar entre hispanos es la más alta en el país (14.2%, más del doble de cualquier otro grupo).

▪ El ingreso personal entre hispanos es el más bajo del país (más de 40% de hispanos gana menos de $20,000 por año).

▪ Más de un cuarto de los hispanos vive por debajo del nivel de pobreza.

▪ Más de 48% de los miembros de las pandillas son hispanos.

Pero no todas las estadísticas son negativas. A la vez que la población hispana crece en EEUU, crece también el impacto positivo e influencia que hispanos pueden tener en la sociedad en áreas tan cercanas a nuestros corazones como el amor por familia y una ética de trabajo que es incomparable.

▪ De acuerdo con el censo del 2010, el número de empresas hispanas en EEUU aumentó 43.7% a 2.3 millones, más del doble de la tasa nacional de 18% del 2002 al 2007.

▪ Las empresas hispanas generaron $345,200 millones en ventas en el 2007, un aumento de 55.5% en comparación con el 2002.

▪ El número de negocios hispanos con ingresos de $1 millón o más aumentó 51.6% del 2002 al 2007.

Estas estadísticas muestran el deseo de trabajar y el espíritu “emprendesarial” (mi palabra…) de los hispanos. Pero, ¿qué está pasando en las grandes empresas? ¿Por qué no tenemos más ejemplos de hispanos como Jose Cil, Roberto Goizueta y César Conde en las compañías grandes?

De acuerdo con el Hispanic Alliance for Career Enhancement (www.haceonline.org), solo 1% de latinos son directores ejecutivos de grandes empresas estadounidenses y menos de 5% ocupan posiciones de liderazgo. El desafío que existe en muchas organizaciones es que muchos hispanos sueñan con subir por los rangos pero no saben cómo.

¿Cuáles son los pasos que podemos tomar para integrarnos al proceso de subir por los rangos de una organización establecida? Concentrémonos en actitudes y comportamientos de trabajo positivos:

▪  Ideas: No importa lo bajo que esté en una organización, usted puede tener ideas que afecten a su compañía positivamente.

▪ Proyectos: Escoja uno o dos proyectos que pueda cumplir durante el año y que sean un reto para su nivel de experiencia. Trabaje para cumplirlos, pero verifique con su jefe para asegurarse de que no sea demasiado para su experiencia. De esa forma puede crear un impacto en su compañía en vez de ser simplemente un empleado que cumple con lo mínimo.

▪  Impresiones: Este comportamiento positivo en el trabajo significa ser perfecto en la forma en que se expresa (su vocabulario, forma de hablar) y en la forma que se viste (apariencias). Recuerde que siempre nos están juzgando. No obstante la primera impresión que cause, siempre estará creando impresiones nuevas y las personas siempre se fijan en cómo se comunica y cómo está vestido. Trate de ser impecable. La manera de vestir no implica ponerse ropa cara, simplemente significa vestirse bien. Ser impecable, con respecto a su vocabulario, no significa que utilice palabras complicadas, simplemente significa abstenerse de usar malas palabras.

▪  Iniciativa: Sea un encendedor. Toma la iniciativa para empezar algo en su compañía – y no tiene que ser relacionado al trabajo. Puede ser algo divertido e informal. Por ejemplo, si sabe que a sus compañeros les gusta explorar nuevos restaurantes, considere organizar un grupo que visite un restaurante nuevo todos los viernes después del trabajo. Cuando tiene iniciativas y es un encendedor positivo, puede ascender en la escalera corporativa rápidamente.

Como hispano es importante que entienda la cultura corporativa de su organización y se asegure de este es un lugar donde puede ascender. Si busca empleo, busque empresas que valoran la diversidad. Tenemos mucho que ofrecer a nuestras compañías y nuestra sociedad. Muchas empresas buscan entrar en comunidades y mercados hispanos. Aprenda a entrelazar su hispanidad con su preparación, conocimiento y experiencia profesional para crear valor y ascender hacia el éxito tanto personal como profesional – ya que uno sin el otro es insuficiente.

Manny García-Tuñón es columnista de El Nuevo Herald y presidente de Lemartec, una firma de diseño y

construcción de Miami, FL.

manny@unosminutosconmanny.com

www.unosminutosconmanny.com

  Comentarios