El monje servita alemán inició su viaje en Ensiedeln, cerca de Lucerna. En la imagen, magnífico puente medieval de esta última ciudad, al que aludió el peregrino en su texto.
El monje servita alemán inició su viaje en Ensiedeln, cerca de Lucerna. En la imagen, magnífico puente medieval de esta última ciudad, al que aludió el peregrino en su texto. Tomás Álvarez EFE
El monje servita alemán inició su viaje en Ensiedeln, cerca de Lucerna. En la imagen, magnífico puente medieval de esta última ciudad, al que aludió el peregrino en su texto. Tomás Álvarez EFE