Últimas Noticias

Headline Test Story 2

This is Test Story 2...Durante ocho años, un gobernador republicano con poca paciencia por el sistema de la educación pública y ninguna simpatía por el sindicato de maestros estuvo empujando proposiciones que ellos detestaban. Jeb Bush consideraba al sindicato como su principal enemigo político.

Es por eso que cuando el nuevo gobernador republicano entró en una salón de reuniones el mes pasado para firmar un proyecto de ley sobre el pago a los maestros, unos 800 maestros y funcionarios sindicales le dieron una gran ovación.

Crist ha luchado por desmantelar el odiado vínculo entre la paga de los maestros y los resultados de los exámenes FCAT. Pero no sólo eso. Les ha abierto las puertas y ahora escucha las quejas de los líderes sindicales.

Y los maestros le están muy agradecidos.

''Tras años de haber estado excluidos del proceso, ahora nos están oyendo'', dijo Andy Ford, presidente del sindicato estatal de maestros.

Esa capacidad de escuchar es la calidad que legisladores, cabilderos y simples electores dicen admirar en Charlie Crist. Y cuando Crist celebra sus 100 días en el cargo, sus primeros logros dicen más sobre los que ha incluido que lo que ha conseguido.

Además de ganar apoyo para los maestros, Christ ha sido elogiado por grupos de derechos civiles por apoyar la restitución de los derechos de los delincuentes; de los demócratas por apoyar el rastro de papel en las elecciones y de los consumidores por haber persuadido a los legisladores de mantenerse firmes en el plan para bajar las tasas de los seguros.

Los pasados cien días han puesto en claro el estilo de gobernar de Crist: anunciar amplios objetivos, permitir que otros preparen los detalles para conseguirlos, y darles gran parte del mérito.

Y cuando se trata de negociar, Crist ha mostrado preferir triunfos parciales mediante el compromiso que la intransigencia en busca de la perfección.

La semana pasada, por ejemplo, Crist consiguió titulares nacionales cuando persuadió a dos de sus tres colegas de la Junta de Clemencia de bajar las barreras que impiden que los ex convictos obtengan la restauración de sus derechos civiles, incluyendo el voto.

  Comentarios