Últimas Noticias

Preparativos

La protección de su automóvil puede ser más efectiva si usted planifica mucho antes de que se acerque un huracán.

 Si su garaje está lleno, límpielo de manera que pueda parquear sus autos en el interior.

 Parquee su automóvil donde quede más protegido si es que tiene que quedarse al exterior. Trate de colocarlo lo más cerca del costado de la casa como sea posible, lejos de las líneas eléctricas o árboles.

 Una cubierta de lona pudiera proteger la terminación de su automóvil de arañazos y golpecitos, pero lo más probable será que el aire lo desgarre.

 Un carport de lona o plástico no proporciona protección alguna durante un huracán; trasládelo al interior de la casa. Los postes de las lonas cementados en el lugar no brindan resistencia al viento y lo más probable será que no permanezcan en pie después del huracán.

 Las familias que tienen dos automóviles pudieran parquear en un garaje público y el otro auto en casa. Tenga en cuenta que el agua de las inundaciones y las calles cerradas pudieran impedirle recuperar su automóvil inmediatamente después del huracán. Generalmente hay pocos cristales en los garajes de parqueo, pero si los costados están abiertos, los escombros y el agua pudieran dañar su automóvil.

 Chequee el aire de los neumáticos y llene de gasolina el tanque de su automóvil antes de una tormenta --las gasolineras generalmente requieren de electricidad para el funcionamiento de sus bombas. El condado Miami-Dade aprobó su propia ley en marzo pasado requiriendo que las gasolineras y tiendas de abatecimientos estuvieran equipadas con fuentes de energía alternativas en caso de falta de fluido eléctrico.

 Después del huracán, no arranque su automóvil si el agua llegó a un nivel en el que hizo contacto con el motor, según orientaciones de la American Automobile Association (AAA). Sustituya todos los líquidos y haga que un mecánico inspeccione su vehículo. Recuerde, su auto pudiera funcionar, pero el agua puede afectar funciones tales como las bolsas de aire y el equipo electrónico.

 Si no hay electricidad después de la tormenta, desconecte la puerta eléctrica de su garaje. Todos los abridores eléctricos de puertas de garaje tienen un dispositivo de emergencia para desconectarlos --una pequeña cuerda que cuelga del mecanismo encima de la puerta. Hale la cuerda y desconecte el motor eléctrico. Algunas puertas de garaje son pesadas, así que busque ayuda para subirlas.

Y recuerde mantener a mano una llave de la puerta de entrada si es que generalmente entra a través del garaje y tiene problemas para subir la puerta.

  Comentarios