Últimas Noticias

Prepárese ahora, a menos que le gusten las largas filas

Tome la cámara. Reúna los documentos importantes. Engrase los cubreventanas. Pero no mañana. Hoy. Todo esto, y mucho más.

La temporada de huracanes, que comienza dentro de dos días, generalmente empieza lenta, pero no hay razón para que usted haga lo mismo.

Los administradores de emergencias, los meteorólogos y otros expertos aconsejan con énfasis hacer lo que pueda ahora, antes de que surjan los problemas en el satélite de imágenes, después en el horizonte y seguidamente en su hogar.

''Le estoy pidiendo a los residentes que se unan a no- sotros en una especie de asociación'', dijo Bill Proenza, el nuevo director del Centro Nacional de Huracanes en el oeste del condado Miami-Dade.

''Le estoy pidiendo a los habitantes del sur de la Florida y de todas las áreas costeras de los Estados Unidos que consideren seriamente lo que van a hacer si su área se ve amenazada por un huracán o un ciclón'', dijo él.

Proenza y otros expertos están un tanto preocupados porque la relativamente tranquila temporada del año pasado pudiera fomentar el acomodamiento. Ellos le recuerdan a los sudfloridanos que la región sigue estando en el medio de un período de décadas de temporadas inusualmente activas.

Seguro, hemos bloqueado mucho de ello en nuestros bancos de memoria, pero... ¿se acuerdan de cómo es todo? Colas para la gasolina, embotellamientos de tránsito, escasez de productos en el supermercado y largas colas para pagar, viajes entre la casa, la escuela y el trabajo.

Dar unos simples pasos ahora -y lograr cierto nivel de preparación- pudiera aliviar gran parte de ese estrés durante los seis meses que dura la temporada.

Usted simplemente no puede apoyarse en el gobierno para que haga las cosas por usted o para llevarle ayuda después del paso de un desastre mayor, dicen los expertos. La población es demasiado grande, la región demasiado extensa. ''Tenemos que lograr que el país retorne al pensamiento de que tiene que asumir una responsabilidad personal durante los desastres'', dijo R. David Paulison, director de la Agencia Federal de Manejo de emergencias y nativo del sur de la Florida que tiene una casa en Davie.

''Usted necesita ser capaz de cuidarse a sí mismo y a su familia durante al menos tres días''', dijo él.

Así pues, aquí paso a brindarles algunos de los consejos de los expertos, pasos que usted puede tomar ahora:

Efectúe una reunión antes de que comience la temporada. Discuta la próxima temporada con su familia y sus amigos. Si tiene niños, deje que hablen sobre lo que les preocupa y asegúreles que su seguridad es su preocupación principal.

Decida ahora cuándo evacuar o si lo pasarán en casa.

Si bien hay varias excepciones, generalmente sólo aquellas personas que viven cerca de la costa o en casas móviles se les ordena evacuar antes de la llegada de una tormenta importante.

Chequee el mapa en las páginas 18 y 19 para ver si usted vive en la zona de evacuación.

Si así fuese, haga sus planes ahora, preferiblemente para quedarse con alguien que viva en su condado pero alejado de la costa. Si no vive en una zona de evacuación, debe quedarse en su casa a menos que considere que no es segura.

Piense en las necesidades de su mascota, si es que piensa ir evacuado a un albergue público (que debe ser la última alternativa, por así decir), recuerde que la mayoría de estas instalaciones no aceptarán mascotas.

Asegure su casa.

Si tiene contraventanas o shutters, límpielos, lubríquelos y considere probarlos -desplegando al menos algunos de ellos como prueba. Si no tiene contraventanas... ¿por qué no las tiene? La Florida fue afectada por ocho huracanes grandes en el 2004 y el 2005. Con esto basta.

También, si tiene un generador portátil, cámbiele el aceite, añada un poco de combustible, y pruébelo. Si hay un problema, es mejor saberlo ahora y no durante un largo apagón. Si deja un poco de combustible en el tanque, asegúrese de seguir las instrucciones para evitar que se eche a perder.

También, designe una habitación de seguridad para una situación grave, generalmente un espacio interior que no tenga ventanas o muy pocas, tal vez un baño o un closet grande.

Prepárese desde ahora para su reclamación de seguros.

Reúna sus documentos importantes, incluidas las pólizas de seguro, los récords del banco, los recibos de artículos costosos, testamentos y otros documentos relacionados con sus bienes. Póngalos en un contenedor a prueba de agua en un sitio seguro y elevado en su casa.

También, tome fotos o un video -a sus niños pudiera gustarles mucho esto- de todo el exterior y el interior de su casa.

Esto le ayudará a enumerar sus posesiones en caso de reclamación de seguros. Guarde estas imágenes en el mismo contenedor hermético de los documentos.

Chequee la comida, agua, medicinas.

Asegúrese de tener lo suficiente para toda su familia -incluidas las mascotas- para por lo menos tres días, preferiblemente cinco días.

  Comentarios