Últimas Noticias

Cientos de miles en el aire por error de Inmigración

Cientos de miles de empleados extranjeros que estaban listos para solicitar la residencia permanente, perdieron tiempo y dinero cuando el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) y el Departamento de Estado (DOE) se percataron de que no había visas disponibles, en contradicción con lo que el gobierno había anunciado hace unas semanas.

Esto generó una fuerte crítica hacia ambas agencias por parte de inmigrantes afectados y organizaciones de abogados a nivel nacional, que consideraron que ''se engañó'' al público cuando el DOE anunció el 12 de junio que había visas disponibles para que los empleados extranjeros legales, que han cumplido con todo el proceso, solicitaran la residencia permanente a partir del 2 de julio.

Charles Kuck, el presidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), con sede en Washington, D.C., fue más lejos al señalar que las dos agencias federales habían ''robado y defraudado'' a miles de extranjeros que tienen visas de trabajo.

Muchos de estos inmigrantes corrieron a última hora para hacerse exámenes médicos y hasta viajaron a Estados Unidos para que sus solicitudes estuvieran en el USCIS el 2 de julio, porque aparentemente había visas disponibles para adjudicar las llamadas ''tarjetas verdes''. Muchas de estas personas han esperado años en una larga lista para obtener su residencia permanente.

El problema se creó el 2 de julio, cuando el USCIS anunció que ''rechazaría'' todas las solicitudes de residencia permanente basadas en empleo, porque no había visas.

''Hubo un malentendido entre las dos agencias, el USCIS y el Departamento de Estados (DOE)'', aseguró a El Nuevo Herald, Bill Wright, el portavoz del USCIS en la capital estadounidense.

El DOE creyó que había unas 60,000 visas disponibles, pero ''desafortunadamente y por falta de comunicación'' no supo que el USCIS ya había recibido suficientes solicitudes que sobrepasaron ese número, explicó Wright.

Por su parte, el DOE dijo en una declaración escrita que por una ``reducción de casos atrasados por parte del USCIS se usaron las 60,000 visas de empleo que se creían disponibles''.

Cada año, el Congreso establece un número límite de visas de 140,000 repartidas en cinco categorías, pero el número de trabajadores extranjeros que hay en el país es mayor y, por lo tanto, deben esperar años para poder obtener la residencia.

Esta explicación no convenció a Kuck, quien aseguró que interpondrá una demanda judicial a ambas agencias federales por el ''engaño'' que se hizo a los inmigrantes.

El problema, según Lizette Sierra, una abogada de inmigración de Miami, es que miles de trabajadores extranjeros que cumplían los requisitos para la residencia permanente corren el riesgo de quedarse ilegales o se verán forzados a salir del país. Otros se verán obligados a renovar su actual visa de trabajo, lo que cuesta miles de dólares.

Estas personas deberán esperar hasta el 1ro. de octubre para volver a presentar sus docmentos al USCIS, pero esta vez el precio que deberán pagar por la residencia no será de $395 sino de $1,010.

''Esta noticia ha sido terrible para miles de trabajadores extranjeros, que creían que podían solicitar la residencia permanente, y de pronto se dan cuenta de que se quedan en la posición de antes. No saben si deberán esperar dos o tres años más'', adujo Sierra.

Esta situación no afecta la solicitud de residencia permanente por peticion familiar, únicamente las peticiones laborales, aclararon las autoridades y abogados.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comentarios