Últimas Noticias

Fallece Tere Zubizarreta, pionera de la publicidad

"Los pasados 30 años me han brindado alegría y sabiduría'', declaró Tere Zubizarreta en septiembre del 2006, cuando recibió el prestigioso premio Eduardo Caballero Lifetime Achievement que otorga la Asociación de Agencias de Publicidad Hispanas (AHAA) a quienes han sido cruciales en crear y preservar el mercado hispano en Estados Unidos.

Zubizarreta, la fundadora, presidenta y directora ejecutiva de Zubi Advertising, en Coral Gables, tras una larga batalla contra el cáncer falleció el jueves en Miami, la ciudad que le abrió las puertas para construir una de las principales agencias hispanas de mercadotecnia en EEUU. Tenía 69 años.

"Su espíritu empresarial y su determinación para lograr el éxito han catapultado a Zubi Advertising a obtener grandes éxitos, mientras que su liderazgo ha logrado impulsar nuestra industria en general'', afirmó al presentarle el premio Carl Kravetz, el titular de AHAA y presidente de la californiana cruz/kravetz: IDEAS.

Zubizarreta, "Tere'' o "Mami Zubi'' para familiares, subalternos, clientes y amigos, fundó su empresa en 1976 en una oficina alquilada con un teléfono y una máquina de escribir prestada.

Contaba que uno de sus primeros clientes fue el diario The Miami Herald, que buscaba una agencia para promocionar su nuevo periódico en español, El Nuevo Herald. Hoy, la agencia tiene en su cartera a compañías como American Airlines, Ford Motor Company, Lincoln Mercury, Winn-Dixie, Washington Mutual y SC Johnson. Además, factura anualmente $195 millones, emplea a 100 personas y tiene oficinas en Detroit, Los Angeles y Dallas. A comienzos de este año, su fundadora figuró en la lista de los 100 hispanos más influyentes de EEUU de la revista People en español, mérito que se sumó a otros reconocimientos.

"La tristeza que hoy siento se mezcla con la alegría de haber podido compartir con Tere tantas cosas desde los 70, cuando la agencia apenas comenzaba, y el Miami Herald fue uno de sus primeros clientes. Desde entonces establecimos una gran relación de negocios y una gran amistad'', comentó Sam Verdeja, ex vicepresidente de mercadotecnia y relaciones comunitarias del diario.

Tere "deja un gran vacío'', pero a la vez deja "un gran legado'': sus dos hijos, Joe y Michelle, afirmó el analista Arturo Villar, el editor de Hispanic Market Weekly en Miami. "Ella pudo encaminarlos'' para que siguieran llevando el negocio por el camino del éxito, comentó Villar desde España.

Zubizarreta, que vio la luz en Camagüey, Cuba, el 7 de septiembre de 1937, emigró con su familia a EEUU en 1960, huyendo del régimen de Fidel Castro. Ella era prima segunda del cardenal Carlos Manuel Arteaga. Junto con su esposo, Octavio Zubizarreta, y su hijo, Joe, (Michelle nació después) iniciaron una nueva vida en Miami. La adaptación fue "un infierno total'', confesó la empresaria a El Nuevo Herald hace 10 años.

Nacida en una familia pudiente, Zubizarreta nunca había cocinado ni atendido una casa. Cuando su esposo regresó de la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, su pequeño negocio quebró. Ella trabajaba ganando $70 a la semana como secretaria en la firma publicitaria más grande de Miami, McCann Marshalk. Fue ascendiendo hasta que, en 1971, la contrataron como directora de publicidad de una compañía urbanizadora.

Poco después, empezó su propia firma sólo con una secretaria a tiempo parcial, y se concentró en anuncios de bienes raíces. Pero cuando sobrevino la recesión de 1974, la industria de la construcción se fue a pique y Zubizarreta quedó casi en bancarrota. En ese momento, se le ocurrió la idea de enfocarse en el mercado hispano.

"Tere fue una excelente profesional y una dama maravillosa. Ella fue modelo para su familia y para muchos'', aseguró Ana María Fernández Haar, quien dejó atrás su carrera bancaria para fundar la agencia de relaciones públicas y publicidad IAC Group, la cual vendió hace poco gracias a que Tere Zubizarreta "había logrado romper barreras''.

Para Aida Levitan, la presidenta y directora ejecutiva de la agencia Levitan & Palencia, Zubizarreta era una empresaria muy honesta hasta con sus rivales. Cuando ambas empresarias compitieron hace unos años por la cuenta de la Lotería de la Florida, Zubizarreta le envió "un ramo de flores'' a Levitan por conseguir la cuenta. "Sólo ese gesto habla de su calidad humana'', dijo.

A Joe Zubizarreta, su hijo mayor, le resultó de gran consuelo poder palpar el cariño y la admiración que sentían colegas, clientes y amigos por su madre por medio de decenas de correos electrónicos que enviaron ayer a la familia.

"Mi madre fue mi maestra, mi consejera y mi mayor inspiración'', aseveró.

"Ella continuará siendo una inspiración en mi vida y será mi guía todos los días por el resto de mi vida'', confesó Michelle Zubizarreta, su hija.

Su única hermana, Annie Slatkoff, destacó "el corazón de oro'' de Zubizarreta y su eterno amor por Cuba. Ella fue cofundadora y ex directora de FACE (Facts About Cuban Exiles), y desde su puesto en la junta directiva del United Way de Miami-Dade promovió la creación de un programa de entrenamiento para los balseros antes de que fueran liberados en Guantánamo y admitidos en EEUU en 1996.

Ella también fue la primera cubana elegida al comité ejecutivo de la directiva de United Way of America; formó parte de la directiva del Orange Bowl Committee, el Beacon Council y el Hospital Infantil de Miami.

Además de su esposo, hijos y hermana, a Zubizarreta la sobreviven sus nietos, Charlotte y Michael; sus sobrinos, Joshua Slatkoff y Jessica Slatkoff, y la nuera de su hermana, Sara Slatkoff.

El viernes, de 8 a 11 p.m., tendrán lugar las visitas del público en Caballero Rivero Woodlawn Funeral Homes. El sábado, a las 10 a.m., se realizará el servicio fúnebre en St. Kieran Catholic Church. La familia ha pedido que en vez de enviar arreglos florales, se hagan donaciones a la Liga Contra el Cáncer, el Sylvester Cancer Center de la Universidad de Miami o United Way de Miami-Dade.

  Comentarios