Últimas Noticias

En estado crítico policía de Broward con balazo en la cabeza

Maury Hernández, el policía de Broward que sufrió ayer de un disparo, sigue en estado crítico esta mañana. El oficial del 1er Distrito de la policía del vecino condado sigue conectado a un respirador artificial mientras sus familiares y colegas oraban a su lado.

Hernández, de 28 años, recibió un balazo en la cabeza en horas del mediodía de ayer, cuando detuvo a David Maldonado, de 23 años, por una infracción de tránsito menor. Maldonado tiene un récord criminal y estaba en libertad condicional, sin embargo los oficiales no se explican por qué se dio a la fuga y comenzó a disparar contra el oficial que lo detuvo.

El agente Ken Jenne, visiblemente emocionado, habló a la prensa frente al Memorial Regional Hospital en Hollywood y dijo que la lesión de Hernández es catastrófica.

La familia del agente estaba allí, entre ellos su esposa, Jody, y su hermano menor Josué Hernández, quien hizo el sábado su primer turno de trabajo en la Policía de Hallandale Beach.

''El viernes Maury se sentó con su hermano menor y le habló; le dio algunos consejos porque empezaba a trabajar el sábado. Le dijo que se cuidara'', expresó Tom Magill, jefe de la Policía de Hallandale Beach.

Hernández, que lleva cinco años en la policía, es detective del Selective Enforcement Team (SET), que se ocupa de delitos callejeros, problemas de drogas, allanamientos, robos y prostitución.

Ayer Hernández no estaba de servicio cuando detuvo a un motociclista por una infracción de tránsito. Iba en un carro patrullero sin insignia, vestido de civil, cuando le indicó al motociclista que se detuviera en la cuadra de los 3700 de Pembroke Road.

Hernández, lo mismo que la mayoría de los agentes, siempre se considera de servicio activo, y los hechos ocurrieron a sólo una milla de la estación del Distrito 1 de la Policía de Broward.

Momentos después comunicó por radio que el sujeto estaba armado.

El individuo saltó de la motocicleta, le disparó en la cabeza a Hernández y huyó, dijo Veda Coleman-Wright, portavoz de la BSO.

''Tiene una pistola. Pembroke . . .'' fueron las últimas palabras de Hernández antes de caer. Su radio y su pistola estaban a la mano en el suelo.

El sujeto corrió al barrio cercano de Hillcrest, donde según la policía trató de robarse un vehículo todoterreno. La Policía de Hollywood lo arrestó en un estacionamiento situado al oeste del edificio #23, en el Condominio de Hillcrest, 4330 Hillcrest Drive.

El sujeto fue identificado como David Maldonado, de 23 años, de Hollywood. Están pendientes cargos de intento de asesinato, según las autoridades. Cerca del lugar de los hechos se encontró una pistola Glock calibre 45.

Hernández fue trasladado al hospital, donde salió del quirófano en estado ''extremadamente grave'', dijo Jenne frente al hospital.

Durante todo el día hubo agentes de la BSO recogiendo a familiares del agente para llevarlos al hospital. Muchos también donaron sangre.

Rosa, la madre de Hernández, que es maestra de la escuela primaria Graham en Hialeah, estaba en un taller en la escuela intermedia Lawton Chiles en Miami cuando varios policías la recogieron para llevarla a donde su hijo, que para entonces ya estaba en el quirófano.

Hernández es el mayor de dos hermanos y se crió en Hialeah. Ambos asistieron a la Escuela Dade Christian, una institución privada de Miami Lakes. Jugaba primera base en el equipo escolar de béisbol y enseñaba y entrenaba en la Iglesia Bautista New Testament.

Vive con su esposa, de 32 años, en Cooper City.

Hernández jugaba béisbol desde la escuela primaria. Durante sus años de secundaria integró el equipo escolar que jugó en las finales estatales en 1996, dijo su entrenador Ernie Padrón.

Padrón, que ahora es entrenador principal de la Escuela Florida Christian en Miami,dice que Hernández era un líder.

''Venía de una familia muy unida y trajo esa característica al equipo. Lideraba con el ejemplo. Era muy maduro para su edad'', dijo Padrón, quien recordó que habló con Hernández en una ocasión el año pasado y Hernández le dijo cuánto le gustaba su trabajo en la Policía de Broward.

Hernández trabaja en el Distrito 1 de la BSO, que patrulla Pembroke Park y West Park con el equipo SET, que realiza actividades policiales proactivas en la comunidad, dijo Jim Leljedal, portavoz de la BSO.

''Generalmente usan automóviles sin identificación para poderse desplazar sin ser detectados en los barrios y se visten con ropa táctica con el logotipo de la BSO'', dijo Leljedal.

El año pasado Hernández, que es miembro del equipo de béisbol de la BSO, fue elegido empleado del mes por haber cooperado en la solución de varios robos de automóviles. También fue premiado en septiembre del 2003 por haber respondido a un incidente que dio lugar a tres arrestos por robo de morada.

Según documentos, Maldonado ha sido acusado de conducir con la licencia suspendida, posesión de marihuana y portar un arma oculta.

En una entrevista telefónica, una mujer que dijo que era la madre de Maldonado afirmó que había hablado con él el lunes por la mañana y que todo estaba normal. No pudo comunicarse con él después y no sabía nada de su arresto hasta que un reportero del Herald se lo dijo.

La mujer en cuestión, que vive en el oeste de la Florida, dijo que sabía que su hijo se había metido en problemas por conducir con la licencia suspendida, pero ``no era esta clase de problema''.

Jasmine Rangel, Hannah Sampson, Julie Knipe Brown, Erika Beras y Todd Wright contribuyeron a este reportaje.

wdemarzo@MiamiHerald.com

  Comentarios