Últimas Noticias

Hombre es baleado y luego arrojado al agua en la Bahía de Biscayne

Un investigador chequea un bote  blanco donde ocurrieron los hechos.
Un investigador chequea un bote blanco donde ocurrieron los hechos.

Un hombre con un disparo en el pecho fue sacado de aguas de la Bahía de Biscayne ayer en horas de la tarde. “Busquen un bote blanco con una consola central y un motor negro”, llegó a murmurarle el hombre a lasautoridades que lo rescataron.

De inmediato, los detectives de la policía de Miami Beach lanzaron una búsqueda exhaustiva en las movidasaguas de la bahía, tratando de hallar a los dos sospechosos que escaparon en la embarcación fugitiva.

Para el final del día, ya habían sido registradas e investigadas varias embarcaciones. Varios posibles culpables fueron detenidos brevemente, interrogados y luego siguieron su camino. Sin embargo, los posibles asesinos todavía ayer por la tarde no habían sido capturados.

''Que el vehículo para escapar haya sido un bote es algo realmente muy extraño'', dijo el sargento Robert Hernández, portavoz de la policía de Miami Beach. "Es un caso bastante complicado. Por lo general, una víctima de robo no es asaltada y luego tirada a las aguas de la bahía''.

Alejandro González, de 35 años, cuya familia es propietaria de dos populares David's Cafés en South Beach, se encontraba recuperándose de una operación de emergencia a la que tuvo que ser sometido en el Hospital Jackson Memorial Hospital, en Miami. González trabaja en la administración de ambos restaurantes.

La mayoría de la familia acababa de regresar de una boda en España. El patriarca de la familia, Alfredo Gonzalez, de 71 años, aún está en Europa.

''Las autoridades creen que se trata de un robo'', dijo el hermano mayor de Alejandro, de 40 años, también llamado Alfredo González. "Su reloj desapareció''.

Sin embargo, las pistas en torno a lo sucedido no encajan bien, dijo la policía.

La familia de González dijo que los empleados del restaurante habían visto a Alejandro en las primeras horas de ayer. Poco después, por la tarde, estacionó su Land Rover en el parque Maurice Gibb Park, situado en la calle 18 y Purdy Avenue.

Según sus declaraciones, fue allí donde le dispararon y desde donde lo lanzaron al agua, cerca del ViaductoVenetian.

Los investigadores encargados del caso están buscando a cualquier persona que haya sido testigo de lo queocurrió. Su Land Rover fue robado también.

Fueron trabajadores de la construcción quienes sacaron del agua a González en el extremo oeste de Lincoln Road. Según dijeron después, González les narró que dos hombres, un blanco y un afronorteamericano ledispararon y luego huyeron en el bote en cuestión.

Poco después, los rescatistas lo aerotransportaron al Centro de Traumas Ryder, perteneciente al Hospital Jackson Memorial Hospital.

Enseguida, las autoridades comenzaron a investigar alrededor de todas las marinas del área. En Watson Island, cerca del parque temático Jungle Island, dos hombres acababan de llegar y estaban subiendo a un camión el bote de 20 pies cuando se vieron de pronto rodeados por la policía que les ordenó se tiraran al suelo. Pero no hallaron nada sospechoso en la embarcación.

Según se informó, los detectives a cargo del caso tenían planeado interrogar a González ayer.

''Pensamos que cuando la víctima se recupere, obtendremos más información de lo que pasó'', dijo el portavoz Hernández.

  Comentarios