Últimas Noticias

Shannon niega que haya diferencias ideológicas en el continente

El gobierno estadounidense tiene la percepción de que más que ideológicas, las diferencias políticas actuales entre los países latinoamericanos corresponden más a necesidades de seguridad nacional.

"Con la excepción de dos casos, las diferencias entre países deben ser percibidas como de interés nacional y no como problemas ideológicos", dijo esta mañana el subsecretario de Estado, Thomas Shannon, en el primer día de sesiones de la Conferencia de las Américas, patrocinada por The Miami Herald.

Pero, además, "se trata de diferencias que pueden ser superadas por la negociación y el compromiso", añadió el alto funcionario de la administración republicana.

Shannon se refirió a la evolución que ha sufrido la región latinoamericana en las últimas décadas y como esa evolución evoluciona constantemente.

Como ha pasado de una mayoría de dictaduras a democracias y últimamente, el avance del populismo en la región.

"Y esto me lleva a un punto aún más importante y es que en la medida que el continente va cambiando, también cambió la naturaleza de nuestra influencia. Y nuestra influencia ha prevalecido. Las Américas se han abierto al mundo y en larga medida lo hicieron con nuestros valores y practicas", enfatizó.

Así las cosas, Estados Unidos enfrenta dos desafíos serios en términos diplomáticos. "Primero los países del continente terminan con mayores opciones que nosotros, o sea, tenemos que afinar nuestra competitividad diplomática", dijo.

Pero, por otro lado, "la región es indetenible, las Américas no van a esperar por Estados Unidos, estamos presentes o estamos ausentes, y nuestra influencia depende de nuestra presencia, depende de nuestra capacidad de establecer lazos y mantener esos lazos", añadió.

Shannon abogó por la necesidad de que el Congreso, donde una mayoría demócrata parece no estar interesado en darles luz verde, termine de rectificar los unidos tres acuerdos de libre comercio que aún quedan por firmar, con Perú, Colombia y Panamá.

Es que, "si el congreso los aprueba van a crear una unión muy sólida de socios desde el Artico hasta del Tierra del Fuego. Estamos hablando de dos tercios del producto interno bruto de la región, sin contar con Estados Unidos y crea una plataforma estratégica para que las Américas puedan cruzar el Pacifico y alcanzar las dinámicas economías asiáticas".

En su opinión, los acuerdos son, también una forma de combatir lo que llamó "los tres diablos de las Américas: pobreza, desequilibrio de ingresos y exclusión social", que no pueden ser enfrentados sin la oportunidad creada por los tres acuerdos de libre comercio.

"El paradigma del desarrollo en las Américas ha cambiado. El desarrollo no puede venir de adentro. No puede venir con la sustitución de importaciones ni el proteccionismo, sino debe estar orientado hacia la exportación.

Solo puede venir a través de la conexión con el mundo", añadió.

  Comentarios