Últimas Noticias

El verdadero escándalo de la campaña ha sido la revelación de la Operación Tenaza

Lo sorprendente al concluir el corto, pero intenso mes de campaña proselitista con vistas al referendo VENEZOLANO, es que en Washington también esperan el triunfo del Sí este domingo.

Aunque los grandes medios de comunicación a los que Chávez ha denunciado por concatenarse en su contra les ha interesado menos que la traición del ex general Raúl Isaías Baduel, el verdadero escándalo de la campaña ha sido la revelación, esta semana, del memorando secreto estadounidense que sacó a la luz la injerencista, ilegal, y subversiva Operación Tenaza.

La develación de las acciones inmorales y descarnadas con que la representación diplomática de Estados Unidos en Caracas y la Agencia Central de Inteligencia han pretendido —y pretenden— frustrar la reforma, resultaría una verdadera bomba mundial de no estar tan manipulados los criterios. Otra vez, la sucia actuación del imperio ha quedado sin ropas, en un repulsivo desnudo político pocas veces expuesto a la opinión pública, como ahora, antes de que los hechos lleguen a consumarse del todo.

Su sola denuncia debería resultar suficiente para atar las manos de quienes hoy quieren desconocer un triunfo del Sí y enarbolar la mentira del fraude. Para hacerla creíble, estimularon durante los últimos días el caos, la violencia, la subversión...

Pero lo más interesante, reitero, es que ese propio documento firmado por el funcionario de la embajada estadounidense en Caracas, Michael Middleton, y dirigido al director de la CIA, Michael Hayden, reconoce la irreversibilidad de los sondeos que anuncian un triunfo de la reforma. «Hasta ahora las distintas mediciones realizadas, incluidas las nuestras, le dan al Sí una ventaja entre 10 y 13 puntos (57 por ciento Sí, 44 por ciento No)», dice textualmente el documento. Y añade: «Nuestros análisis observan que esta tendencia es irreversible en el corto plazo, es decir, en los próximos 15 días no se pueden modificar esos porcentajes de una manera significativa».

El memorando tiene la fecha del 20 de noviembre, y confirma a la Casa Blanca y a la CIA del otro lado de la reforma constitucional.

La estratagema final urdida en Washington orienta desconocer el resultado del si, como ellos mismos han advertido, se impone el Sí en la consulta, y evidencia que la conspiración no es solo contra la reforma constitucional, sino contra el mandato legítimo del presidente Hugo Chávez.

Las directrices de cuyo cumplimiento da cuenta el memorando, explican también el origen de la «rara» consigna opositora que llama al «voto sin retorno», denunciada el viernes por la presidenta del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, Tibisay Lucena, y que se identifica en el documento Emba USA-CIA como «Vota y quédate»: premisa «consustancial» —dice el texto—, al propósito de «empantanar el acto de votación» para «poder producir una implosión que nos permita ejecutar la directiva ya establecida en la Operación Tenaza».

El plan incluye la acción de «fuerzas aliadas» que comenzarían a dar resultados falsos en las primeras horas de este domingo en coordinación con medios de comunicación internacionales, prosigue, «según lo pautado».

Santiago González AlvarezVía email

  Comentarios