Últimas Noticias

Machado Ventura: segundo en Cuba

La elección de José Ramón Machado Ventura como primer vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba constituyó la mayor sorpresa de la instauración del nuevo Parlamento cubano y lanzó un claro mensaje de continuidad histórica en la pirámide de poder de la isla. Machado Ventura, de 77 años, pasó a ser el segundo hombre al mando tras el gobernante Raúl Castro y fungirá además como primer vicepresidente del Consejo de Ministros.

Sin embargo, su designación se produjo con el más bajo índice de popularidad dentro del Parlamento, al menos por lo que indicó la votación del pasado domingo. Machado Ventura recibió 601 de los 609 votos ejercidos, la menor cantidad entre todos los miembros del Consejo de Estado.

Su ascenso a los máximos planos de la nomenclatura cubana puede interpretarse como una reafirmación de la ortodoxia partidista y la "línea dura'' en la conducción de los destinos del país.

La presentación de Raúl Castro el domingo ante el plenario resume la personalidad del elegido.

"Es exigente, ¡es muy exigente! A fuerza de ser sincero a veces le he dicho personalmente que exige no con los mejores métodos, a veces'', dijo el gobernante. "Pero es exigente como solía (...) exigir el Che, que empiezan por exigirse a ellos mismos más que lo que les exigen a los demás''.

Miembro del Buró Político desde el I Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), en 1975, y vicepresidente del Consejo de Estado desde la primera legislatura, Machado Ventura fue uno de los seis dirigentes elegidos por Fidel Castro para delegar sus poderes provisionales, según la Proclama al Pueblo de Cuba del 31 de julio del 2006.

En ese documento, Castro lo nombró temporalmente, junto al también vicepresidente Esteban Lazo, al frente de los programas nacionales e internacionales en la esfera educativa.

Personalidad de férrea disciplina, planificado y enérgico, ha sido jefe del Departamento de Organización del Partido Comunista (PCC) desde 1974.

"Machadito'' --como se le menciona entre sus allegados-- ha sido una figura de máxima confianza de Fidel y Raúl Castro desde los comienzos de la lucha insurreccional en la Sierra Maestra, aunque su protagonismo se ha mantenido cautelosamente entre las sombras del poder.

"No hay dudas de que Machado Ventura, por su trayectoria y convicciones revolucionarias, experiencia, preparación, cualidades como dirigente y ser humano, reúne los requisitos para desempeñar esos altos cargos'', agregó Raúl Castro en el discurso de clausura de la sesión parlamentaria.

Nacido en 1930 en el poblado de San Antonio de las Vueltas, antigua provincia Las Villas, inició sus actividades revolucionarias tras el golpe militar del 10 de marzo de 1952, cuando era aún estudiante de Medicina de la Universidad de La Habana.

Participó activamente en las movilizaciones de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y luego de graduarse como médico se vinculó completamente al Movimiento 26 de Julio, liderado por Fidel Castro.

En la lucha guerrillera en la Sierra Maestra integró la Columna No.4 bajo las órdenes del Comandante Ernesto Guevara y luego la Columna No.1 al mando de Fidel Castro.

En marzo de 1958 fue seleccionado para conformar la columna rebelde que se estableció al norte de la provincia de Oriente en el Segundo Frente, comandada por Raúl Castro. Pronto fue ascendido a capitán y se le asignó la tarea de organizar el Departamento de Servicios Médicos, cuya jefatura desempeñó hasta el fin de la lucha guerrillera.

En las montañas creó una amplia red de hospitales y dispensarios de campaña que prestaron servicios al Ejército Rebelde y a la población de la región oriental

En el Segundo Frente se tejió una leyenda de su valentía, pues no sólo atendía a los heridos en el borde delantero de los combates, sino que también combatía. Resultó herido durante la última ofensiva del ejército batistiano en Guantánamo.

Después del triunfo revolucionario de 1959 se desempeñó en responsabilidades como ayudante del presidente, jefe de los Servicios Médicos de La Habana, jefe de los Servicios Médicos de las FAR y Ministro de Salud Pública, cargo este que desempeñó durante más de siete años (1960-1967).

"Según mi opinión, la de Fidel y de muchos otros compañeros, fue el mejor ministro de Salud Pública que ha tenido este país'', apuntó Raúl Castro en su panegírico.

En enero de 1968 fue enviado por Fidel Castro como delegado del Buró Político en la Provincia de Matanzas. Tres años después, en junio de 1971, el propio Castro volvió a encargarle otra tarea de alta responsabilidad: la dirección del Comité Provincial del Partido en las actuales provincias habaneras.

Machado Ventura es considerado una de las piezas históricas en la defensa del dogmatismo socialista, reacio a las tímidas iniciativas de privatización e independencia económica generadas en el pasado reciente. Se le identifica como uno de los firmes estrategas del llamado período especial y la política de restricciones derivadas de la crisis económica que siguió al derrumbamiento del campo socialista.

Fue un crítico acerbo de la perestroika y la glasnost soviéticas, y enfrentó duramente las posiciones de relativa apertura que amagaron en la sociedad cubana a finales de los años 80. No era partidario de las campañas desplegadas por entonces por la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y su líder Roberto Robaina, con el propósito de darle "bríos renovadores'' a la propaganda revolucionaria.

Por esos años socavó las posiciones de figuras en ascenso en la nomenclatura política como Carlos Aldana, con gran ascendencia sobre Raúl Castro, y del canciller Roberto Robaina, ambos destituidos de sus cargos.

  Comentarios