Últimas Noticias

Marta Rojas escribió carta de desagravio a Batista

La periodista cubana Marta Rojas, testimoniante de los grandes hitos de la revolución de Fidel Castro, escribió una carta personal de desagravio al dictador Fulgencio Batista tras el frustrado intento de magnicidio ocurrido el 13 de marzo de 1957, según un documento obtenido por El Nuevo Herald.

La carta --inédita hasta hoy-- aparece fechada en La Habana el 24 de abril de 1957, apenas cuatro días después de la masacre de Humboldt 7, donde fueron ultimados por las fuerzas policiales cuatro líderes estudiantiles prófugos desde el ataque al Palacio Presidencial.

Rojas hizo historia como reportera del juicio a los asaltantes del Cuartel Moncada de Santiago de Cuba, en 1953. Desde ese año figuró entre las principales firmas de la revista Bohemia y es considerada una figura emblemática del periodismo oficialista cubano. Sus libros de relatos históricos, crónicas de viaje y novelas han sido ampliamente divulgados en Cuba y el extranjero.

''He esperado hasta hoy para hacerle estas líneas desde el pasado 13 de Marzo, porque no quería que mi mensaje se perdiera entre los múltiples que usted estaba recibiendo. Un mensaje de felicitación y cariño es el mío'', señala la presunta autora.

Y más adelante agrega: 'Para usted, para Martha [Fernández, esposa de Batista], para todos los suyos salud. Mi deseo sincero, nacido de un afecto que por vocación siento por usted, y por si fuera poco, de agradecimiento también, es que se logre a plenitud lo que es máxima ambición suya: Ver una Cuba próspera, sin odios ni revanchismos, ver superada entre cubanos `la crisis de la concordia' de que habla su amigo leal, el conciliador [Andrés] Rivero Aguero''.

''Se portó usted valiente y grande y sigue amplio y generoso, lo admiro'', reza en la postdata de la misiva, que aparece firmada por Marta Rojas R. El segundo apellido de la reportera es Rodríguez.

Una copia del documento fue entregada esta semana a El Nuevo Herald por Osvaldo Fructuoso Rodríguez, hijo de Fructuoso Rodríguez --asesinado en el apartamento de Humboldt 7 junto a José Machado, Juan Pedro Carbó Serviá y Joe Westbrook.

''He conservado esta carta por muchos años, pero pienso que ya es hora de que comencemos a contar la historia reciente de Cuba con la más plena verdad'', señaló Rodríguez, quien reside en Miami desde 1991.

El documento en poder de Rodríguez es el registro original del Fondo de la Secretaría de la Presidencia, Legajo 23 No. 5, que fue hallado en los archivos de Batista en los primeros años de la revolución castrista. Toda la papelería de Batista permaneció en Cuba tras su abrupta salida de Cuba el 31 de diciembre de 1958.

Según su testimonio, varios miembros del Directorio Revolucionario ''13 de Marzo'' tuvieron conocimiento de la carta durante las pesquisas previas al encausamiento de Marcos Rodríguez Alfonso, alias ''Marquitos'', el activista comunista devenido delator de los jóvenes de Humboldt 7. Marquitos fue enjuiciado y condenado a muerte en marzo de 1964.

Martha Jiménez, viuda de Fructuoso Rodríguez y madre de Osvaldo Fructuoso, fue una pieza clave en el proceso contra Marquitos. Jiménez vive aún en La Habana.

''La carta se encontró durante la investigación de Marquitos, pero se descartó porque no tenía efecto para el juicio'', relató Rodríguez. ``Pero no fueron pocos los miembros del Directorio, algunos ya fallecidos, que supieron en su momento de esa carta''.

De acuerdo con Rodríguez, Rojas intentó localizar la copia de la carta en los archivos de la Presidencia con posterioridad a 1959, pero nunca la encontró.

Rodríguez dijo sentirse particularmente ofendido con los homenajes oficiales que está recibiendo Rojas en Cuba en ocasión de sus 80 años, cumplidos justamente ayer. El viernes el diario Granma publicó una extensa entrevista con la veterana periodista, en la cual incluye una foto suya junto a Fidel Castro durante una comparecencia televisiva del 17 de diciembre de 1959.

''Es una gran farsa'', opinó Rodríguez, abogado de profesión. ``Su oportunismo histórico está claro en esta carta''.

Rojas no pudo ser localizada por El Nuevo Herald para escuchar su versión sobre el documento. Sin embargo, periodistas exiliados que laboraron con ella en Bohemia hasta 1960 no descartan la veracidad de la carta, considerando las estrechas relaciones que la reportera mantenía con Batista.

''Las relaciones entre Marta [Rojas] y Batista eran excelentes, ella cubría las conferencias de prensa en la finca Kuquine y Batista la elogiaba mucho, hasta a veces hacía chistes con ella'', recordó el periodista Agustín Alles Soberón, reportero de Bohemia hasta su salida de Cuba en 1961.

Alles Soberón opina que nada influyó el papel desempeñado por Rojas en el juicio del Moncada en el tratamiento posterior que le dispensaron a Batista y otros altos funcionarios de su gobierno.

A Rojas se le atribuye la primera versión del alegato de Fidel Castro en el juicio celebrado ante un tribunal de urgencia en septiembre de 1953. La versión fue enviada luego a Castro, quien revisó y amplió el manuscrito que luego fue publicado como La historia me absolverá en 1954.

Rojas recibió el titulo de Héroe Nacional del Trabajo, otorgado por el Consejo de Estado en 1999. El pasado abril, durante una sesión plenaria del VII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), lanzó la propuesta para proclamar a Fidel Castro como Miembro de Mérito de esa organización.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios