Últimas Noticias

Israel y Siria confirman que están negociando

Israel y Siria informaron el miércoles que están manteniendo negociaciones indirectas a través de mediadores turcos, la primera confirmación oficial de contactos entre estos acérrimos enemigos.

En comunicados divulgados con una diferencia de minutos, los dos gobiernos dijeron que "declararon su intención de realizar esas conversaciones de buena fe y con una mente abierta", a fin de alcanzar "una paz integral".

Ambos países agradecieron a Turquía por su ayuda y Turquía emitió por su cuenta una confirmación. Turquía, una nación musulmana, mantiene buenos vínculos tanto con Israel como con Siria.

Un funcionario del gobierno de Israel dijo que el jefe de gabinete del primer ministro Ehud Olmert, y un asesor diplomático, se encuentran en Turquía desde el lunes.

"También están en Turquía sus homólogos sirios", indicó el funcionario, que pidió no ser identificado debido a la delicadeza de las conversaciones.

La emisora de televisión turca NTV informó que delegaciones de Israel y de Siria se hallaban en Estambul pero no se reunieron directamente. En cambio, negociadores turcos servían de intermediarios en las conversaciones.

En una alocución el miércoles en la tarde, Olmert dijo que el acontecimiento "representa el fin de un proceso que ha estado en curso por más de un año, durante el cual estuvimos tratando de armas las condiciones para conversaciones de paz con Siria". Recordó que mandatarios israelíes anteriores estuvieron dispuestos a hacer "duros sacrificios" para lograr la paz con Siria.

"Siempre es mejor hablar que luchar", comentó Olmert, "y me satisface que ambos bandos han decidido hablar", añadió y vaticinó unas negociaciones difíciles.

Israel y Siria son enconados enemigos desde hace décadas. Los intentos de alcanzar la paz han fracasado reiteradamente en el pasado, la última vez en el 2000. Ambos países han librado guerras en tres ocasiones, y sus fuerzas también se han enfrentado en el Líbano.

Para que Siria acepte la paz, Israel deberá entregar las alturas del Golán, una estratégica meseta que el estado judío capturó en la Guerra de los Seis Días de 1967, y posteriormente anexó. En la actualidad, viven en la zona unos 18.000 israelíes y aproximadamente la misma cantidad de árabes drusos, algunos de los cuales han adoptado la ciudadanía israelí y otros se consideran sirios. Un contingente de soldados del cuerpo de paz de las Naciones Unidas está emplazado entre las fuerzas de Israel y las de Siria.

Ambos países ganarían algo con un diálogo. Israel desea diluir la influencia siria sobre los grupos extremistas que operan en el Líbano y la Franja de Gaza, mientras Siria anhela mejorar su imagen en el exterior.

Pero permanecen muchos obstáculos, entre ellos el escepticismo del público israelí hacia las intenciones sirias y hacia las intenciones del primer ministro Olmert, quien según la oposición está tratando de desviar la atención en momentos en que se encuentra bajo investigación por sospechas de corrupción.

Un comité que representa a los colonos judíos en el Golán dijo que la acción de Olmert "pone en peligro la supervivencia del estado de Israel".

En semanas recientes, tanto Olmert como el presidente sirio Bashar Assad han informado que sus países han intercambiado mensajes. Pero el anuncio del miércoles, divulgado mediante comunicados idénticos emitidos casi simultáneamente por Israel, Siria y Turquía, fue la primera confirmación oficial de un diálogo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Ali Babacan, en diálogo con reporteros durante una visita a Bulgaria, dijo que el inicio de los contactos es "un acontecimiento importante", pero exhortó a la prensa a no volverse "impaciente".

"Estas conversaciones continuarán en el futuro próximo", dijo Babacan según la agencia de noticias turca Anatolia. Se negó a divulgar la ubicación del diálogo.

Ausente en el proceso está Estados Unidos, que usualmente sirve de mediador en la región. En Washington, la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino dio a entender que el gobierno estadounidense estaba al tanto del proceso aunque no participaba.

"No nos tomó por sorpresa y no tenemos ninguna objeción al respecto", dijo Perino. "Esperamos que este sea un foro en que se discutirán varias inquietudes que tenemos con Siria, como por ejemplo el apoyo que Siria le da al terrorismo y la represión de su propio pueblo".

  Comentarios