Últimas Noticias

Ayuda humanitaria empieza a llegar para 100,000 desplazados en Georgia

La comunidad internacional empezó el martes a enviar ayuda humanitaria de primera necesidad a Georgia, donde el conflicto con Rusia dejó al menos 100.000 desplazados, según el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR).

Un primer avión de ayuda del ACNUR, que transportaba principalmente bidones, mantas y tiendas de campaña, llegó el martes a Tiflis, indicó el portavoz de la agencia onusiana, Ron Redmond. Un segundo aparato despegará el miércoles de Copenhague.

Estos dos vuelos suponen 70 toneladas de ayuda destinada a 30.000 personas.

Unas 2.000 personas que huyeron a Tiflis desde Osetia del Sur empezaron a recibir alimentos distribuidos por el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

"A petición del gobierno georgiano, el PMA repartió raciones alimentarias para diez días a más de 1.900 personas desplazadas que hallaron refugio en los refugios de socorro de Tiflis'', indicó la ONU en un comunicado.

"El número de personas que necesita ayuda aumenta constantemente'', advirtió Lola Castro, a cargo de Georgia en el PMA.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que había calificado la situación humanitaria el lunes de "muy grave'', anunció igualmente que un avión cargado con 16 toneladas de material médico y para la distribución de agua llegará el martes a la capital georgiana.

Varios países europeos, como Francia y República Checa, también se disponen a enviar material de socorro por vía aérea. España donó 500.000 euros (750.000 dólares) y Alemania desbloqueó un millón de euros (1,5 millones de dólares).

Por su parte, Estados Unidos anunció una primera ayuda de urgencia de 250.000 dólares.

Unas 30.000 personas huyeron de Osetia del Sur, casi la mitad de su población, hacia Osetia del Norte, en Rusia - a tenor de las cifras de Tiflis y Moscú - mientras que más de 12.000 se desplazaron en el interior de la región separatista, según el ACNUR.

Millares de personas escaparon de los combates hacia el sur, en Georgia, y unos 56.000 habitantes de Gori, cerca de Osetia del Sur, partieron de la ciudad.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ‘‘reiteró su llamamiento a la apertura de dos corredores humanitarios, uno hacia el norte y otro hacia el sur'', en la región separatista, para permitir el paso de civiles y de los agentes humanitarios.

La organización católica Caritas Internacional pidió igualmente la creación de esos corredores, como una solución ‘‘a corto plazo''.

  Comentarios