Últimas Noticias

EEUU condiciona la ayuda a Cuba

Estados Unidos confirmó el jueves que está dispuesto a coordinar la ayuda humanitaria a las familias que resultaron damnificadas por el paso del huracán Gustav en Cuba, siempre y cuando el auxilio sea canalizado a través de entidades no gubernamentales con licencia vigente del Departamento del Tesoro.

Asimismo el gobierno federal dijo haber propuesto el envío de un grupo de especialistas en desastres naturales a la isla para medir los daños y evaluar los requerimientos más urgentes del ciudadano de a pie, tras el paso del ciclón de categoría 4, el fin de semana.

"Estados Unidos informó el miércoles al gobierno de Cuba que está preparado para proveer asistencia humanitaria inmediata a los cubanos afectados por el huracán Gustav'', dijo Sara Mangiaracina, portavoz del Departamento de Estado, en declaraciones telefónicas a El Nuevo Herald . "También ofrecimos enviar un equipo de evaluación a Cuba para ayudar a determinar el nivel de necesidades humanitarias''.

Por lo general, Estados Unidos despacha cuadrillas de expertos sobre el terreno aunque sólo lo hace a petición del país afectado. Pero hasta el momento La Habana no ha dado muestras de tener interés en contar con este tipo de colaboración especializada.

La propuesta estadounidense de canalizar asistencia a los damnificados bajo el paraguas de ciertos grupos no gubernamentales descarta las solicitudes de la oposición interna, organizaciones del exilio en Miami y figuras de la política estadounidense, que solicitaron con carácter urgente una flexibilización de las restricciones que involucran principalmente las remesas de dinero y los viajes por parte de los exiliados cubanoamericanos.

Las medidas fueron impuestas unilateralmente por el presidente George W. Bush en el 2004.

Precisamente el miércoles, los disidentes cubanos Vladimiro Roca y Martha Beatriz Roque solicitaron por escrito a los presidentes de Estados Unidos y Cuba que permitieran las condiciones de ayuda necesaria para mitigar el dolor de los damnificados.

A nombre de la opositora Agenda para la Transición, los firmantes reclamaron al gobernante cubano Raúl Castro que en caso de rechazar la intervención humanitaria de Estados Unidos, permitiera al menos la colaboración directa de entidades privadas y sin tintes políticos en la isla.

"En estos momentos los habitantes de esa zona afectada del país necesitan que se dejen a un lado los odios y los resentimientos, así como se despolitice la situación existente, para convertirlar en lo que en realidad es: un problema humanitario de todos los cubanos y que pueden contar con la solidaridad internacional''.

Por otra parte, los activistas demandaron al presidente Bush que baje la guardia y levante temporalmente las restricciones.

"A usted le pedimos, que al menos, por espacio de dos meses, levante las restricciones del embargo que atañen a las relaciones entre los cubanos exiliados y los que viven en la isla referidas a remesas, paquetes y viajes. Considere usted, que nuestro objetivo fundamental es proporcionar un pequeño respiro a los que sufren sin solución a sus problemas'', señalaron los disidentes.

Las misivas fueron enviadas el jueves por fax a la prensa internacional.

Mientras tanto, los esfuerzos en el sur de la Florida por establecer cadenas de solidaridad y recaudar donaciones para beneficiar a los afectados por Gustav comenzaron a tomar cuerpo rápidamente. Los primeros fueron la Arquidiócesis de Miami y Caridades Católicas que instaron a la ciudadanía a realizar depósitos por vía electrónica en su página web (http://www.ccadm.org) o a enviar por correo cheques a la entidad para colaborar con la recuperación de las personas que lo perdieron todo debido a la furia de la naturaleza.

Lizeth Tamarena, portavoz de Caridades Católicas en Miami, puntualizó que el monto de la colecta no sólo será distribuida a las víctimas de Cuba sino también a damnificados en otras naciones caribeñas que han sido afectados por la temporada de huracanes.

"Trabajamos con aliados de la Arquidiócesis en la isla y nos aseguramos que esa ayuda llegue a manos de quienes realmente lo necesiten'', dijo Tamarena.

Otro de los grupos comunitarios que está redoblando esfuerzos es la Comisión Cubanoamericana para los Derechos de la Familia, que invocó a los surfloridanos ayudar a las familias necesitadas en la isla.

"No es hora de perder el tiempo. Lo más efectivo es establecer contacto con agencias que cuentan con experiencia necesaria en Cuba como Solidaridad Judía, Caridades Católicas y Hermanas de la Caridad, que precisamente estará enviando la semana entrante dos contenedores de alimentos, medicinas y ropas'', señaló Silvia Wilhelm, directora ejecutiva de la agrupación que es partidaria de normalizar las relaciones con Cuba, específicamente en lo relacionado a los viajes familiares.

En el plano internacional, España terminó de coordinar el despacho de un avión a Cuba con 15 toneladas de ayuda para atender a 5,000 personas en el municipio Isla de la Juventud y la provincia de Pinar del Río.

Gustav dejó una estela de destrucción y pérdidas a la economía de la isla que podrían superar largamente los destrozos causados por Dennis en el 2005, que fueron calculados en $1,400 millones.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comentarios