Últimas Noticias

Cubanos hacen colas para solicitar tierras ociosas

Hoy se veían largas colas en La Habana de gente pidiendo las aplicaciones para solicitar que se les conceda un pedazo de las tierras del gobierno que permanecen ociosas.
Hoy se veían largas colas en La Habana de gente pidiendo las aplicaciones para solicitar que se les conceda un pedazo de las tierras del gobierno que permanecen ociosas.

El gobierno cubano comenzó a recibir el miércoles las solicitudes de interesados en obtener terrenos cultivables, como parte de un plan que entregará en usufructo propiedades subutilizadas u ociosas a productores privados.

Las autoridades reconocieron que con este proceso buscan reducir una factura externa de alimentos de $2,000 millones con tendencia a incrementarse debido a las alzas en los costos del mercado internacional y paliar los efectos del paso de dos ciclones que devastaron el agro.

Gilberto Zayas, delegado municipal para la Agricultura en Arroyo Naranjo, una barriada al sudeste de la capital, dijo que en la isla "lo que hace falta es producir, lo haga quien lo haga''.

El funcionario se encontró a decenas de personas formadas en la puerta de su oficina tras el anuncio de la apertura en la recepción de solicitudes de interesados en obtener tierras.

Unos de los interesados fue Yanisey Rodríguez, un antropólogo de 27 años, quien dijo carecer de toda experiencia en la agricultura, pero para quien el hombre "debe estar más en contacto con la naturaleza''.

"Me imagino que en la medida que el proyecto dé participación real a los productores, sea flexible y no centralice tanto la dinámica productiva puede convertirse en una buena experiencia'', comentó.

La norma de usufructo --se entrega la tierra al productor mientras la trabaje pero la propiedad última es del Estado-- dada a conocer en julio indicó que se podrá otorgar unas 13 hectáreas a ciudadanos o cooperativas que no tienen parcela actualmente.

También estipula que las personas o instituciones que ya tengan terrenos en usufructo y comprueben su eficiencia, podrán agenciarse hasta un tope de 40 hectáreas.

La entrega será pactada por 10 años para las personas naturales y 25 para las jurídicas pero en ambos casos se podrá renovar el contrato las veces que se desee por iguales periodos.

A manera de ejemplo en su municipio, Zayas dijo que dispone de un fondo de 203 hectáreas deficientemente explotadas con dueños y a quienes se las retirarán si no se ponen a producir en unas semanas y otras 70 hectáreas completamente ociosas y sin propietarios que están listas para ser entregadas.

No se conocieron cifras oficiales sobre la totalidad de tierra sujeta a ser entregada en usufructo. Las responsables de la distribución serán las direcciones municipales del Centro Nacional de Control de la Tierra, una dependencia del Ministerio de la Agricultura.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios