Últimas Noticias

Candidatos fijan postura frente al rescate financiero

Haciendo campaña en el económicamente agobiado estado de la Florida durante "la crisis financiera más seria en generaciones'', el demócrata Barack Obama respaldó ampliamente el plan del gobierno federal de rescatar a Wall Street, pero dijo que el ciudadano común también necesita ayuda, y prometió no cambiar de idea sobre su plan de ofrecer rebajas de impuestos a las familias de clase media.

Obama ridiculizó a McCain por proponer una nueva burocracia para fiscalizar a las instituciones financieras y por estar echando culpas después de haber ejercido durante décadas en Washington.

"Creo que está claro que el senador McCain está sintiendo un poco de pánico'', dijo Obama, con aplausos de un ruidoso grupo de unas 8,000 personas en el Bank United Center de la Universidad de Miami.

Y añadió: "No es momento de temor ni de pánico. Es momento de resolver, momento de liderazgo''.

La reacción de la concurrencia reflejaba el sentir de muchos demócratas de que los problemas económicos del país podrían alterar la competencia electoral y hacer que los votantes desconfíen de otro presidente republicano, aunque McCain ha estado exigiendo una mayor fiscalización de los mercados financieros del país.

Haciendo campaña ayer en Wisconsin, McCain pidió la creación de una junta llamada Mortgage and Financial Institutions Trust (Fondo de Hipotecas e Instituciones Financieras) y dijo que en los años recientes mientras la situación financiera empeoraba, "el Congreso no hizo nada. El gobierno no hizo nada''.

Ninguno de los candidatos ofreció datos específicos sobre la propuesta federal de aliviar a las instituciones financieras abrumadas por los préstamos.

McCain también atacó a Obama por que su "lista corta'' de posibles candidatos a la presidencia incluía a un ex ejecutivo de la gran compañía hipotecaria Fannie Mae. Jim Johnson renunció

cuando comenzó la búsqueda.

"Las personas como el senador Obama se han ocupado mucho de jugar con el sistema y nunca han hecho nada en realidad por desafiarlo'', dijo McCain, que anotó que él pidió reformas en la industria hipotecaria hace dos años. "La crisis de Wall Street empezó en la cultura de cabildeo e influencias de Washington, y él estaba en su mismo medio''.

Obama ha sacado un espacio pagado en la televisión de cable que muestra a McCain rodeado de influyentes asesores de Wall Street.

Ayer volvió de nuevo a hacer campaña en el sur de la Florida, donde no aparecía desde junio. Las encuestas en el estado muestran una com

petencia reñida a pesar de meses en los que Obama ha invertido mucho más dinero que McCain en propaganda televisiva trabajadores de campaña.

Enfocando por primera vez en la Florida el tema del Seguro Social, que es tan importante en un estado con tantas personas retiradas, Obama acusó a McCain de estar dispuesto a poner en peligro las pensiones de éstos en el mercado de la bolsa. En el 2005, McCain respaldó la propuesta de Bush en el 2005 de reforzar el problemático fondo invirtiendo parte del dinero en cuentas privadas.

"Cuando yo sea presidente no voy a jugar con el Seguro Social'', dijo Obama, haciéndose eco de un espacio propa

gandístico que se está transmitiendo en el Condado Palm Beach.

Antes de la reunión, Obama habló con sus asesores económicos, y rodeado de los siete expertos de mirada grave, sostuvo una conferencia de prensa cuyo aparente propósito fue crear la imagen de estadista con su gabinete allegado.

Anoche, Obama iba a asistir a recaudaciones de fondos en el Hotel Biltmore de Coral Gables y la casa de un importante donante, Chris Korge, en Coral Gables. Se espera que en esas funciones se recauden más de $5 millones, una suma sin precedentes para un candidato demócrata en la Florida.

Obama saldrá de Miami con el añorado respaldo del alcalde Manny Díaz y de aquí se dirigía a asambleas políticas en Daytona Beach y Jacksonville.

Cheryl Dozier, que recientemente se alistó como voluntaria de Obama, dice que está resuelta a ayudarlo a ganar en la Florida, a pesar de sus relativamente escasas visitas al mayor estado "indeciso'' del país.

"Tiene que emplear tiempo a ambos extremos del estado'' dijo ella. "Con nosotros lleva la delantera, pero no en el norte del estado''.

Gran parte del discurso de Obama se refirió a las mujeres, que según él llevan la peor parte del difícil período económico. Hizo alarde de haber respaldado la llamada Ley de Paga Justa Lilly Ledbetter, cuyo objetivo es hacerles más fácil a las mujeres plantear demandas por salarios equivalentes, dándoles más tiempo para plantearlas.

McCain se opuso a la me-dida, que lleva el nombre de la empleada de una fábrica en Alabama que llevó su demanda por discriminación de género hasta la Corte Suprema de la nación.

"No voy a darme por vencido hasta que alas mujeres de este país se les pague lo que se han ganado, y ni un centavo menos'', dijo Obama.

Su discurso fue precedido por una fila de funcionarias elegidas, que trataron de establecer que el senador de Illinois está en el bando correcto en cuanto a temas femeninos. La senadora Claire McCaskill, de Missouri, pintó el panorama de una madre trabajadora que tiene que estar recortando cupones para ahorrarse dinero en pañales y trabajar en dos empleos con salario mínimo para subsistir.

"Esas mujeres son reales, y necesitan a Barack Obama en esta elección'', dijo McCaskill, que estaba sentada junto a Obama durante su discurso de 40 minutos, además de la representante federal Debbie Wasserman Schultz, de Weston.

En una apasionada defensa del derecho al aborto, la comisionada Diana Wasserman Rubin, del Condado Broward, dijo al público reunido: "No quiero al gobierno en el cuerpo mío, ni en mi alcoba''.

McCain se opone al aborto en la mayoría de los casos, y su compañera de fórmula, Sarah Palin, dice que no debería ser legal siquiera para víctimas de violación o incesto.

Lesley Clark y Patricia Mazzei, del Miami Herald, y David Lightman, de McClatchy, contribuyeron a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios