Últimas Noticias

McCain y Obama se enfrentan en torno a crisis

Democratic presidential candidate Sen. Barack Obama, D-Ill., left, and Republican candidate Sen. John McCain, R-Ariz., shake hands at the start of a townhall-style presidential debate at Belmont University in Nashville, Tenn., Tuesday, Oct. 7, 2008. (AP Photo/J. Scott Applewhite)
Democratic presidential candidate Sen. Barack Obama, D-Ill., left, and Republican candidate Sen. John McCain, R-Ariz., shake hands at the start of a townhall-style presidential debate at Belmont University in Nashville, Tenn., Tuesday, Oct. 7, 2008. (AP Photo/J. Scott Applewhite)

Barack Obama y John McCain se enfrentaron reiteradamente el martes sobre las causas y las soluciones para la aguda crisis económica del país, durante un debate en el que McCain pidió un programa de 300.000 millones de dólares para proteger a los propietarios de viviendas de la ejecución de sus hipotecas.

"Es mi propuesta. No es una propuesta del senador Obama. No es una propuesta del presidente (George W.) Bush'', dijo el candidato presidencial republicano en los primeros momentos de un debate de 90 minutos cuando faltan cuatro semanas para las elecciones.

Obama, el rival demócrata de McCain, dijo que la actual crisis económica es el "veredicto final de las políticas económicas fallidas de los últimos ocho años'' que encabezó el presidente Bush y que fueron "respaldadas por el senador McCain''.

Obama señaló que Bush, McCain y otros han favorecido las políticas de desregulación de la industria financiera, queriendo "dejar a los mercados actuar sin control y que la prosperidad lloviera sobre todos nosotros. Eso no sucedió''.

En una intensa confrontación sobre política exterior, Obama puso en duda con aspereza la ecuanimidad de McCain.

"Este es un tipo que coreó bombardeen, bombardeen, bombardeen Irán, que pidió la aniquilación de Corea del Norte; no pienso que eso sea un ejemplo de hablar con delicadeza'', enfatizó.

El demócrata habló así luego que McCain lo acusó de amenazar imprudentemente con invadir Pakistán. El republicano también dijo: "yo no voy a telegrafiar (informar sobre) mis golpes, que es lo que hizo el senador Obama''.

Fue el segundo de tres debates entre los adversarios de los dos principales partidos políticos del país, y el único en el que los votantes se sentaron a unos metros de ellos para hacerles preguntas.

Los dos candidatos debatieron sobre un escenario en la Universidad de Belmont en un contienda que ha favorecido recientemente a Obama, tanto en encuestas nacionales como en los estados cruciales en la búsqueda por llegar a la Casa Blanca.

La audiencia fue seleccionada por Gallup, organización realizadora de encuestas, y fue dividida en tres segmentos: votantes que se inclinan por McCain, quienes se inclinan por Obama y los indecisos.

El moderador Tom Brokaw, de la cadena de televisión, seleccionó las preguntas y escogió otras que fueron enviadas por internet.

Los dos candidatos también compitieron para demostrar sus calificaciones como reformadores en un momento en el que los votantes claman por un cambio.

McCain acusó a Obama de ser el segundo mayor receptor de donaciones en el Senado por parte de individuos de Fannie Mae y Freddie Mac, las dos gigantes del sector hipotecario ahora en desgracia.

"Hubo algunos que nos opusimos'', señaló McCain. "Hubo otros que lo tomaron''.

Obama contraatacó diciendo que el director de campaña de McCain, Rick Davis, tiene una participación en una compañía de cabildeo de Washington que recibió miles de dólares mensuales de Freddie Mac hasta recientemente.

Rápidamente el demócrata se dirigió a los miembros de la audiencia que lo escuchaban a unos metros de distancia, y les dijo: "Ustedes no están interesados en políticos que se acusan; están interesados en el impacto sobre ustedes''.

Pero eso no detuvo a los adversarios, quienes siguieron criticándose uno al otro reiteradamente mientras los temas pasaban a energía, gasto, impuestos y atención médica.

Obama dijo que McCain iba a exigir impuestos sobre las prestaciones de atención médica que reciben los trabajadores por parte de empleadores, al mismo tiempo que su plan anularía la facultad de los estados de aplicar sus propias regulaciones para exigir exámenes como mamografías.

McCain respondió que bajo el plan de su adversario, "el senador Obama los multará'' si los padres no obtienen cobertura para sus hijos, aunque aún no ha dicho cuál sería la multa. "Quizá nos enteremos de ello esta noche'', agregó.

Obama contestó rápidamente diciendo que McCain "votó contra la ampliación'' del programa de salud para niños que opera el gobierno.

Los dos candidatos presidenciales prefieren estrategias dramáticamente diferentes para disminuir el problema de millones de estadounidenses sin seguro médico.

McCain está a favor de un crédito fiscal de 5.000 dólares que según él permitiría a las familias encontrar y pagar por sí mismas un seguro.

Obama quiere avanzar a partir del sistema actual, por medio del cual millones reciben la cobertura médica a través de su sitio de trabajo, con financiamiento del gobierno para ayudar a las familias sin seguro a que obtengan la cobertura.

La promesa de McCain de que el gobierno ayude a que los propietarios de vivienda eviten la ejecución de su hipoteca fue considerablemente más allá del plan de rescate de 700.000 millones de dólares que aprobó recientemente el Congreso.

"Yo ordenaría al secretario del Tesoro que compre inmediatamente los créditos hipotecarios con problemas de Estados Unidos y que renegocie al valor actual de esas casas y permita que la gente pueda realizar esos pagos y permanecer en sus viviendas'', señaló.

" ¿Es caro? Sí. Pero todos sabemos, mis amigos, que hasta que estabilicemos los valores de las casas en Estados Unidos, nunca vamos a empezar a repuntar y crear empleos y arreglar nuestra economía, y tenemos que traer algo de confianza de vuelta a Estados Unidos''.

McCain también dijo que es importante reformar los gigantescos programas de prestaciones como Medicare, Medicaid y Seguridad Social.

"Mis amigos, no vamos a ser capaces de proporcionar a los trabajadores actuales las mismas prestaciones que tienen hoy los jubilados actuales'', subrayó, aunque no dio más detalles al respecto.

  Comentarios