Últimas Noticias

Secretaria de Estado española recorre Pinar del Río

La secretaria de Estado de España para la Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez Ramos (d), durante su visita a la provincia de Pinar del Río, conversa con varios de los damnificados por los huracanes que arrasaron la zona hace un mes, antes de firmar con las autoridades de la isla un acuerdo de ayuda por 24.5 millones de euros.
La secretaria de Estado de España para la Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez Ramos (d), durante su visita a la provincia de Pinar del Río, conversa con varios de los damnificados por los huracanes que arrasaron la zona hace un mes, antes de firmar con las autoridades de la isla un acuerdo de ayuda por 24.5 millones de euros. EFE

La secretaria de Estado española de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez Ramos, recorrió el domingo con funcionarios cubanos la provincia de Pinar del Río, arrasada por dos huracanes hace un mes.

En la víspera de firmar un acuerdo de ayuda por 24.5 millones de euros, Rodríguez visitó San Cristóbal, Taco Taco, Los Palacios, Paso Real y La Palma, entre otros pueblos de esa región occidental, para ver directamente los desastres causados el pasado 30 de agosto por el ciclón Gustav y diez días después por el Ike.

En Paso Real conversó con el técnico Alberto Roche, que midió en la estación de meteorología de esa localidad el 9 de septiembre una ráfaga de viento de 340 kilómetros por hora, cifra récord de registro cubano, al paso del Ike.

''Sonaba como el rugido de un león'', explicó Roche, que no abandonó su puesto en esas circunstancias y tuvo problemas entonces para que sus jefes de La Habana le creyeran.

Cerca de allí, bajo un sol inclemente, Rodríguez observó torres del tendido de alta tensión de la energía eléctrica derribadas sobre campos sin cultivar y comentó que eran muestra elocuente de la violencia extrema desatada por los huracanes.

''Lo de las torres, no es solo que la tirara, es que las retorció'', dijo la funcionaria española tras ver un amasijo de hierros enroscados como un sacacorchos.

''Todavía hay 18,000 pinareños sin electricidad'', le comentó el presidente de la asamblea provincial, Ernesto Barreto, que vestía uniforme militar verde olivo, como muchos de los anfitriones de Rodríguez este domingo.

''Pero no hay desespero'', apuntó poco después el presidente municipal de San Cristóbal, Juan Domínguez, tras aclarar que los mayores daños han sido en viviendas (30,000 totalmente destruidas en Pinar del Río, medio millón destrozadas o afectadas en todo el país).

Pinar del Río, la provincia más occidental de Cuba, cuna del afamado tabaco de la isla, ha sido durante siglos la más azotada por los huracanes, a un ritmo de más de uno por año, según explicaron a Rodríguez sus anfitriones.

La secretaria de Estado fue llevada por los funcionarios cubanos a pueblos donde los lugareños trabajaban en la reconstrucción de precarias casas de paredes de madera y techos ondulados de lata o cemento, que le reiteraban que seguían "con la revolución y el partido (comunista) p'alante''.

Por todo el recorrido se observaban casas y chabolas sin techos, palmeras calvas, árboles y tendidos eléctricos derribados, y destrozos de todo tipo.

''A trabajar más y mejor'', "Vence el que insiste'', rezaban algunos carteles en el camino.

Según fuentes oficiales, los huracanes dejaron pérdidas por más de $5,000 millones, aunque algunos expertos han dicho en medios oficiales que puede ser el doble.

Rodríguez firmará mañana en La Habana un acuerdo por el que su gobierno entrega al de Cuba 24.5 millones de euros en ayuda, adicionales a los 31 millones de cooperación que el estado español y otras instituciones de ese país han dado a la isla en los anteriores doce meses.

Durante la gira por Pinar del Río, aclaró que se trata de una línea de disponibilidad presupuestaria y que España decidirá a qué se dedica la cooperación con base en proyectos concretos que debe presentar el gobierno cubano.

Agregó que, aparte de esa ayuda de emergencia por los huracanes, hay negociaciones para refinanciar la deuda cubana con España y para dar a la isla créditos para bienes de consumo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios