Últimas Noticias

Los chiitas quieren enmendar trato con Washington sobre las tropas

Tropas iraquíes entran a un presunto refugio de insurgentes en una ronda rutinaria de patrullaje en Irak.
Tropas iraquíes entran a un presunto refugio de insurgentes en una ronda rutinaria de patrullaje en Irak. AP

Partes del borrador de acuerdo de seguridad, que contempla mantener tropas estadounidenses en Irak otros tres años, deben ser discutidas con más amplitud y es necesario hacerle varias enmiendas antes de que sea aprobado, dijo el domingo la gobernante alianza chiita dirigida por el primer ministro Nuri al Maliki.

En un comunicado, la Alianza Iraquí Unida no especificó qué partes del acuerdo desea cambiar. Señaló que algunas porciones son positivas, pero que otras requerían más tiempo "para su discusión y diálogo'' y que es necesario "enmendar algunos de los artículos''.

El acuerdo indica que todos los soldados de Estados Unidos actualmente en Irak deberán irse de la nación árabe para fines del 2011, cuando concluya el próximo mandato presidencial. También dará a Irak una autoridad limitada a fin de procesar a soldados norteamericanos y a contratistas privados que hayan cometido crímenes al margen de sus tareas.

Por otro lado Bagdad y Londres entablarán negociaciones sobre el estatus de las fuerzas británicas en Irak después de 2008, afirmó Al Maliki tras reunirse con el titular de Defensa británico John Hutton, de visita en Irak, donde Lonmdres tiene más de 4,000 soldados.

El Parlamento iraquí debe aprobar el acuerdo para fines de año, cuando concluya el actual mandato otorgado por las Naciones Unidas.

Un alto responsable declaró a la Agencia France Presse bajo anonimato que el Consejo Político ‘‘examinó durante dos horas el proyecto de acuerdo sin tomar una decisión''.

"Transmitirá el texto al gabinete en los próximos días. Si una mayoría [del gobierno] vota a su favor, entonces el texto se someterá al Parlamento'', añadió.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, dijo el sábado a periodistas que "será difícil reabrir las negociaciones'', pero indicó que el acuerdo era temporal y podía ser sometido a exámenes anuales.

La Alianza, que incluye al partido Dawa (de Al Maliki) y al Consejo Supremo Islámico, controla 85 de las 275 bancas del Parlamento. Al Maliki necesita un sólido respaldo de la Alianza si intenta conseguir un sólido respaldo al acuerdo.

Durante una reunión el sábado por la noche con al Maliki, la Alianza insistió en "la necesidad de proceder a modificaciones en el texto para preservar la soberanía de Irak'', según un comunicado del propio grupo.

El acuerdo proporciona un marco legal más allá del 2008 a la presencia en Irak de la Fuerza multinacionalde la ONU, que se desplegó tras la invasión del país en el 2003.

El bloque parlamentario del clérigo antiestadounidense Muqtada al Sadr, declaró su oposición al acuerdo. Decenas de miles de sus simpatizantes acudieron a una marcha en la capital el sábado para subrayar su rechazo.

  Comentarios