Últimas Noticias

Cuba alega que acuerdo con México ayudará a combatir el tráfico humano

El canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque (d), firma el libro de honor hoy, 20 de octubre de 2008, momentos después de colocar una ofrenda floral en el hemiciclo a Benito Juarez, en Ciudad de México.
El canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque (d), firma el libro de honor hoy, 20 de octubre de 2008, momentos después de colocar una ofrenda floral en el hemiciclo a Benito Juarez, en Ciudad de México.

El canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque, afirmó que el memorando de entendimiento en materia migratoria que firmará el lunes con México permitirá a ambos países prevenir y enfrentar una creciente migración de cubanos indocumentados.

"Es un esfuerzo para prevenir un fenómeno del que no somos responsables realmente ni el gobierno de México ni el gobierno de Cuba, porque la emigración ilegal desde Cuba es una migración que está estimulada artificialmente desde Estados Unidos'', dijo el canciller.

Pérez Roque llegó el domingo para una visita de tres días en la que también se espera sellar la normalización plena de relaciones, afectadas durante el anterior gobierno mexicano de Vicente Fox (2000-2006).

Cuba ha responsabilizado de la emigración indocumentada a la Ley de Ajuste Cubano estadounidense, por la cual se les da trato de refugiados políticos, siempre y cuando toquen territorio de ese país.

El canciller cubano aseguró que el acuerdo definirá "las modalidades de cooperación'' entre ambos países. A su llegada la víspera dijo que México está de acuerdo en repatriar a los inmigrantes cubanos que lleguen a su suelo sin documentos.

Según informes oficiales, se ha detectado que traficantes roban cada vez más barcos en Florida para transportar emigrantes desde Cuba a la costa caribeña de México. La mayoría de los indocumentados logran evadir a las autoridades mexicanas y muy pocos son arrestados y deportados. En muchos casos, los inmigrantes logran permisos que les permiten llegar a la frontera estadounidense.

Pérez Roque expresó que su visita "se realiza después de un proceso en que realmente las relaciones entre ambos países se han normalizado satisfactoriamente''.

Afirmó que el entorno bilateral "ha cambiado realmente, radicalmente la situación que tuvo la relación entre los dos países hasta hace unos años''.

Las relaciones entre México y Cuba se deterioraron bajo la presidencia de Vicente Fox, entre otros factores por el reconocimiento mexicano a todos los actores de la isla, incluida la disidencia.

La administración de Fox también decidió apoyar votos en Ginebra para que se supervisara la situación de derechos humanos en la isla, algo que tensó aún más el ambiente bilateral.

El momento más crítico de la relación ocurrió en mayo de 2004 cuando ambos países retiraron a sus embajadores, y no fueron restablecidos sino algunos meses después, aunque el trato se mantuvo distante.

Desde que asumió el poder en diciembre de 2006, el presidente Felipe Calderón dijo que su gobierno normalizaría la relación con todos los países.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios