Últimas Noticias

Cuba y Brasil acuerdan explotación petrolera

Raúl Castro (D), y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (I), conversan hoy, 31 de octubre de 2008, en La Habana (Cuba), tras la firma de un contrato entre la compañía brasileña Petrobras y la estatal Cuba Petróleo, para así formalizar la entrada de la compañía brasileña en el negocio del petróleo en aguas profundas de Cuba.
Raúl Castro (D), y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (I), conversan hoy, 31 de octubre de 2008, en La Habana (Cuba), tras la firma de un contrato entre la compañía brasileña Petrobras y la estatal Cuba Petróleo, para así formalizar la entrada de la compañía brasileña en el negocio del petróleo en aguas profundas de Cuba.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció ayer que el mandatario cubano Raúl Castro viajará a Brasil en su primera salida al exterior desde que asumió el mando, y selló un acuerdo de explotación de petróleo en aguas del Golfo de México al cierre de una visita relámpago a la isla.

En el acto de la suscripción del convenio, junto a Raúl Castro, el mandatario brasileño expresó su "alegría'' de dar la noticia de que ‘‘vuestra excelencia va a Brasil en diciembre, en el primer encuentro'' de representantes de países latinoamericanos y caribeños exclusivamente.

"Vamos a reunirnos apenas los países de América Latina y el Caribe sin interferencia de ningún otro continente, sin ninguna gran potencia. Nosotros vamos a discutir nuestros problemas, nuestras soluciones, nuestras semejanzas'', subrayó Lula.

La asistencia del gobernante cubano a la Cumbre de América y el Caribe sobre Integración y Desarrollo, el 16 y 17 de diciembre en Salvador (nordeste de Brasil), será el primer viaje internacional de Raúl Castro, de 77 años, desde que tomó el mando en julio del 2006 en lugar de su hermano Fidel Castro, alejado del poder por enfermedad.

Al cierre de su visita, Lula, que llegó a Cuba en la tarde del jueves, refrendó con Raúl Castro el pacto firmado por las estatales Cubapetróleo y Petrobras, para que los brasileños operen un bloque de 1,600 kilómetros cuadrados (bloque 37), a una profundidad de 500 a 1,600 metros, a 13 kilómetros de la costa norte de la occidentalprovincia de Matanzas, próxima a La Habana.

La empresa brasileña, que exploró sin éxito de 1998 al 2001 en aguas someras del centro de Cuba, relizará una inversión inicial de $8 millones y dispone de siete años para exploración y 25 de explotación en caso de encontrar petróleo.

"Si existe la posibilidad de hallar petróleo en Cuba, despreocúpate Raúl, que puede estar a 500 metros de profundidad, a 1,000, a 3,000 metros, a 7,000 metros, vamos a buscarlo y vamos a hallarlo, y a transformarlo en energía'', dijo Lula.

Raúl Castro expresó su ‘‘plena confianza'' en que Petrobras hallará petróleo en el Golfo de México, "porque los demás [Estados Unidos y México] tienen, porque ya estamos extrayendo alguno y por la capacidad de la empresa brasileña''. Petrobras se suma a compañías como Repsol (España); Norsk Hidro (Noruega); ONGC Videsh Ltd (OVL, India); PDVSA (Venezuela); Petróleos Vietnam, y Petrona (Malasia), que operan en la zona económica exclusiva (ZEE) de Cuba en el Golfo de México, 112,000 kilómetros cuadrados divididos en 59 bloques abiertos a contratos de riesgo desde 1999.

Como parte del interés de Brasil en convertirse en primer socio comercial de Cuba --es el segundo de América Latina con un intercambio de $450 millones, tras Venezuela-- Lula inauguró junto a Raúl Castro la oficina de la Agencia de Promoción de Exportaciones e Inversiones de Brasil (APEX) en el oeste de La Habana.

Durante sus conversaciones oficiales, ambos analizaron también las vías para ampliar la cooperación en áreas sociales y económicas, y conversaron sobre la crisis económica mundial.

"Al revés de quedarnos llorando por esta crisis, nosotros necesitamos sacar provecho de esta crisis'', comentó el líder brasileño al llamar a cambiar el sistema financiero internacional en vigor.

Los nexos económicos, políticos y comerciales de Cuba y Brasil recibieron un fuerte impulso en la visita de Lula en enero y con el viaje del canciller Celso Amorín en mayo, que dejaron alrededor de 10 acuerdos en distintas esferas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios