Últimas Noticias

Esperan cambio en la política hacia Cuba

El sargento Carlos Lazo, de la Guardia Nacional de Washington, veterano de Irak que adquirió notoriedad porque no pudo visitar a sus hijos en Cuba, viajó por última vez a la isla en enero del 2007. Como están las cosas cosas, ahora no puede volver hasta el 2010. Pero Lazo espera que con la presidencia de Obama eso cambie pronto.

"Si Obama elimina las restricciones de los viajes a Cuba el 22 de enero, estoy seguro de que podré visitar a mi familia en febrero y celebrar la nueva política hacia Cuba'', dijo Lazo.

Lazo, de 43 años, se convirtió en una causa célebre cuando el presidente Bush instituyó nuevas normas de viajes familiares a Cuba en el 2004, lo que le impidió ir a visitar a sus hijos. Estos finalmente se establecieron en Washington y Lazo se convirtió en voluntario de la campaña de Obama. Ahora personifica uno de los ejemplos más claros de cómo la política de Estados Unidos hacia Cuba podría cambiar si Obama gana la presidencia.

En su campaña, Obama prometió no solamente levantar las restricciones a los viajes familiares que obligan a los cubanoamericanos a esperar tres años para visitar a sus parientes inmediatos en la isla, sino que eliminaría la cifra máxima de dinero que los cubanoamericanos pueden enviar a la isla. También indicó que estaría dispuesto a reunirse con el gobernante cubano Raúl Castro, lo que provocó intensas críticas de parte de algunos, que acusaron a Obama de ser ingenuo y débil en política exterior.

"Obama eliminará las restricciones y establecerá contactos de bajo nivel con la isla; extenderá una rama de olivo'', dijo Lazo. "Cambiará una política que en 50 años ha tenido los peores resultados''.

Personas en ambos lados de la política hacia Cuba se preguntan si esas medidas, aunque moderadas, no llevarían a más cambios en el futuro y que a final de cuentas se levante el embargo comercial. Obama ha dicho que apoya el embargo y su eliminación tiene que aprobarse en el Congreso.

"Obama está dispuesto a sentarse a hablar con Castro sin condiciones previas, algo que dará lugar al levantamiento de sanciones y del embargo'', dijo la comentarista conservadora cubanoamericana Ninoska Pérez, que respaldó a McCain, refiriéndose a una postura que después Obama modificó. Ahora dice que tendría que haber condiciones previas para cualquier encuentro.

"Obama dice que respalda el embargo, pero obviamente no es así. Lo dijo para conseguir cierto número de votos cubanos'', añade Pérez, que pronostica que Obama va a levantar todas las restricciones a los viajes, "dándole una victoria al régimen cubano'' y estimulando así la industria gubernamental de viajes de la isla.

"Obama dice que puede sentarse con un dictador y convencerlo a ser democrático'', afirma Pérez.

Frank Sánchez, asesor de política latinoamericana de Obama, declaró al Herald que le ha aconsejado al candidato que actúe prontamente "dentro de los límites de su autoridad'' para eliminar las restricciones de los viajes familiares y los envíos de dólares. Cualquier otra cosa, según él, tendrá que esperar.

"Como ha dicho Barack, nos tomó 50 años en llegar a esta situación, de modo que no vamos a deshacerlo en cinco días'', dijo Sánchez. "Queremos ver pasos concretos del gobierno cubano. Si vemos que liberan a todos los presos políticos, si vemos algo así, un indicio sólido, entonces podríamos comenzar a considerar otras cosas''.

Vicki Huddleston, ex jefa de la misión diplomática de EEUU en La Habana, dijo que los pasos de Obama podrían animar los negocios en Miami y crear empleos en la industria de los viajes a medida que salgan más vuelos hacia la isla y los negocios florezcan para manejar el flujo de paquetes a Cuba.

Pero más importante, dijo Huddleston, es que los viajes de los cubanoamericanos y el dinero en efectivo en los bolsillos de sus familiares impulsarían la independencia del pueblo en la isla.

, que en la actualidadahora depende mucho del gobierno cubano para subsistir. "Los cubanos podrán comprar televisores, computadoras, medicinas y alimentos. Podrán leer The Miami Herald por internet'', agregó la ex diplomática. "Si se permite a las familias viajar entre Miami y Cuba eso comenzaría a daría a los cubanos una voz porque hoy el gobierno cubano es el que lo decide todo''.

Andy Gómez, del Instituto de Estudios Cubanoamericanos de la Universidad de Miami (UM), dijo que podría provocarse una crisis migratoria si más cubanoamericanos empiecen a ver por sí mismos la realidad en que viven sus familiares y comiencen a tratar de ayudarlos.

El gobierno cubano, dijo Huddleston, debería haber preferido al senador John McCain. ‘‘Podría temerle más a Obama. No son tontos'', dijo Huddleston. "Más personas y más apertura es una amenaza mayor que el aislamiento''.

frobles@MiamiHerald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios