Últimas Noticias

Cuba comienza evacuaciones ante la llegada del huracán

Las autoridades cubanas comenzaron hoy a evacuar a personas en zonas de riesgo ante la llegada del huracán "Paloma'', que avanza hacia la isla a una velocidad de nueve kilómetros por hora con fuerza 3 en la escala Saffir-Simpson de un máximo de 5.

Medios cubanos indicaron hoy que ya ha comenzado la evacuación de cientos de personas que viven en zonas bajas y costeras, y se encuentran en peligro por inundaciones en las provincias centrales de Villa Clara y Ciego de vila, así como en la oriental de Camagüey.

En la localidad de Santa Cruz del Sur, en esta última provincia, han sido evacuadas más 6.000 personas, indicó la Agencia de Información Nacional.

El Instituto de Meteorología cubano (INSMET) indicó que el huracán "Paloma'', el octavo de la temporada de ciclones del Atlántico Norte, representa una "amenaza potencial para las provincias centrales y orientales'' de la isla, que desde hoy se encuentran en "alerta ciclónica''.

La Defensa Civil dictó esa alerta para las provincias de Sancti Spíritus, Ciego de vila, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo, y dejó al resto del país en "fase informativa'', el nivel inferior de advertencia.

Según el INSMET, a las 18.00 hora local (23.00 GMT), el centro del huracán "Paloma'' fue estimado en los 18.9 grados latitud norte y 81.2 grados longitud oeste, posición que lo sitúa a unos 50 kilómetros al sur-sudeste de Caimán Grande y a unos 350 kilómetros al oeste de Montego Bay (Jamaica).

El huracán se convirtió hoy en un peligroso ciclón de categoría 3 con vientos de 185 kilómetros por hora en su ruta hacia Cuba, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El Instituto cubano pronostica que, en las próximas 12 a 24 horas, el ciclón inclinará su trayectoria al nordeste y aumentará en velocidad de traslación.

La llegada de "Paloma'' a la isla se produce apenas diez semanas después de que dos huracanes arrasaran Cuba dejando un saldo de siete muertos, un número aún indeterminado de heridos y pérdidas valoradas en 8.600 millones de dólares (6.760 millones de euros).

  Comentarios