Últimas Noticias

El huracán "Paloma'' hace volar los fantasmas del pasado en Camagüey

La provincia cubana de Camagüey espera hoy la llegada del huracán "Paloma'' entre la estupefacción por haberse convertido en repentino camino para los ciclones y los fantasmas que despierta la fecha del 9 de noviembre, que en 1932 supuso la muerte de 3.000 personas por otro tornado.

El Instituto de Meteorología cubano prevé que el ‘‘Paloma'' entre como un huracán de fuerza cuatro esta noche por algún punto entre el puerto de Santa Cruz del Sur, pueblo costero del sur de Camagüey, y el litoral de la vecina provincia de Las Tunas.

Un día 9 como mañana, hace exactamente 76 años, un ras de mar asociado a un ciclón de fuerza cinco generó una retirada de las aguas, que volvieron en forma de olas que saltaron por encima de Santa Cruz para hacer desaparecer el municipio, en el fenómeno más violento de este tipo que se recuerde en Cuba.

''La verdad es que la gente habla de esas cosas. Hoy estaba hablando con mi familia de eso, y no sé si es casualidad, pero es para preocuparse'', dijo a Efe Carlos, de 50 años, empleado de Turismo en Camagüey, ciudad de más de 300.000 habitantes situada a unos 534 kilómetros al sureste de La Habana.

La coincidencia de la fecha ha hecho que Santa Cruz se haya convertido hoy en un pueblo fantasma, informaron a Efe fuentes del gobernante Partido Comunista.

Rafael Rosales, de la dirección del Partido, indicó que en Santa Cruz "ya no hay nadie'', después de que todos sus habitantes, salvo algunos funcionarios de la Defensa Civil, fueran trasladados en la noche del viernes a la capital provincial.

Walter Barba Guerra, secretario de la Comisión de evacuación provincial, precisó a Efe que los evacuados en el poblado, cabecera del municipio, son 7.637.

Explicó que en la provincia de Camagüey alrededor de 72.000 personas se han autoevacuado a domicilios de familiares y amigos, o a los 312 albergues de los que dispone el territorio.

En la capital provincial homónima, cuyo céntrico histórico fue declarado patrimonio de la humanidad recientemente, no terminan de creer que después de haber estado 45 años sin sufrir huracanes de gran categoría -el último fue el "Flora'', en 1963- este año serán dos en dos meses.

''Parece que desde que no está Fidel (Castro), los ciclones la han cogido con nosotros'', dijo a Efe Amado, de 48 años, funcionario público, al recordar que desde el 24 pasado de febrero el líder cubano ya no es presidente.

A pocos metros de un tejado despojado de gran parte de su cubierta de metal por el "Ike'', Amado asegura que aquel huracán que golpeó a Camagüey el 7 de septiembre, también domingo, "fue devastador'', y que hoy "la gente está preocupada'' ante la llegada de "Paloma''.

''Por eso y por lo del 32'', aseguró.

Otro camagüeyano, sin dar el nombre, indicó que la población no tendrá problemas para responder a los procedimientos de evacuación, pese a no estar tan acostumbrada a ellos como en otros puntos de la parte occidental de la isla.

No obstante, no pudo ocultar sus temores ante la mayor fortaleza del "Paloma'' con relación al "Ike''.

''Este tiene mucha peor cara. Vamos a ver qué pasa, pero el panorama no es nada bueno'', declaró.

Pero no todos son lamentos hoy entre los ciudadanos de Camagüey, porque la constante lluvia que cae desde la mañana y comienza a inundar las calles de la ciudad ha permitido a Reinier sacar más pesos que en un día normal.

Con su "bicitaxi'' completamente enfundado en sacos de nylon para evitar que sus pasajeros se mojen, Reinier hizo hoy hasta el mediodía 340 pesos cubanos (15,3 dólares), frente a los 220 o 230 de una jornada normal.

''Los ciclones son muy malos, pero a mí no me viene mal que pasen por aquí de vez en cuando'', aseguró.

  Comentarios