Últimas Noticias

Presidencia apunta a la era digital

Los funcionarios del equipo de transición lo llaman Obama 2.0: un ambicioso esfuerzo de transformar la vasta operación de internet y bancos de datos de los partidarios del presidente electo en una nueva herramienta para lograr sus objetivos en la Casa Blanca.

Si funciona, Obama podría tener una capacidad sin precedentes para pedir ayuda a millones de estadounidenses que ya favorecen sus ideas, pasando por encima de los medios de prensa para presionar al Congreso.

"Ha creado la mayor red jamás vista en la política y los legisladores republicanos no tienen la menor idea del cambio que ha ocurrido en las comunicaciones'', proclama el estratega demócrata Joe Trippi. El resultado, dice, "será asombroso''.

Los republicanos afirman que estarán a la caza de cualquier intento de comunicación por internet de la Casa Blanca que parezca demasiado político.

"Tenemos la esperanza de que Obama sea el presidente de todos los estadounidenses, no sólo de los partidarios políticos que aparecen en su lista de correo electrónico'', dijo el portavoz del Comité Nacional Republicano, Alex Conant.

La gente de Obama sabe que tendrá que ampliar su alcance.

Durante los 21 meses de su campaña, el equipo de Obama compiló una lista de 3.1 millones de donantes y más de 10 millones de partidarios que lo ayudaron a orquestar su victoria sobre su rival demócrata Hillary Rodham Clinton y el republicano John McCain. Además de ayudarlo a recaudar una asombrosa suma de $660 millones, el trabajo de la campaña en internet apoyó su mensaje y sus temas, respondió a los ataques políticos y creó redes sociales de voluntarios que sirvieron de base a sus operaciones en el terreno.

El equipo de Obama está decidido a buscar la mejor manera de convertir este ejército de activistas de internet en una máquina de cabildeo y comunicaciones. Aunque no parecen muy dispuestos a dar detalles, al parecer Obama podría convertirse en el primer presidente de la era digital.

Por razones tanto jurídicas como de privacidad, la lista de campaña de Obama se deberá mantener separada de las operaciones de la Casa Blanca. Su personal trata de decidir si esa lista debe pasar por el Comité Nacional Demócrata o debe mantenerse como una entidad política independiente que podría llegar a convertirse en un comité de reelección en el 2012.

Pero los miembros del equipo de transición ya han comenzado un nuevo esfuerzo de comunicación digital basado en el modelo de su campaña, dirigido a sus partidarios y otros que estén interesados en conectarse con las actividades del gobierno de Obama.

El equipo de transición tiene un nuevo sitio, www.change.gov, que permite a cualquiera enviar un mensaje de felicitaciones, brindar sugerencias al nuevo gobierno o solicitar empleo en el gobierno. Se invita a las personas a que dejen su nombre y dirección electrónica, con el objetivo de crear una nueva lista que el Presidente electo pueda usar para comunicarse directamente con la población sobre un programa o pedir ayuda para exhortar a los legisladores a que apoyen proyectos de ley.

"Imagínense lo que pasaría cuando un legislador visite su distrito y haya 500 personas en fila para entrar a una reunión porque recibieron un mensaje electrónico de Obama exhortándolos a que asistieran'', dijo Thomas Gensemer, gerente adjunto de Blue State Digital, empresa que creó tanto el sitio de la campaña de Obama como change.gov.

Gensemer opinó que para una mayor efectividad Obama necesita dejar claro que sus esfuerzos de comunicación por internet no se dirigen solamente a sus seguidores demócratas.

"Si un Presidente trata de crear una comunidad, necesita lanzar las redes un poco más lejos'', dijo Gensemer. "Si quiere conquistar a los demócratas, usará la internet para alentarlos a que trabajen con el y se puedan superar los rencores partidistas''.

Este contacto directo con los votantes podría presentar un reto para los periodistas que cubran a Obama ya que el nuevo Presidente será capaz de saltarse los medios de comunicación tradicionales al tiempo que se aprovecha de éstos para fortalecer sus mensajes de internet.

"Podría hacer una intervención de media hora en YouTube los sábados y llegar a millones de personas'', dijo Trippi. "Las cadenas de televisión nunca ofrecerían al Presidente tanto tiempo todas las semanas, pero de todos modos la prensa tendrá que cubrir lo que él diga en YouTube''.

Los funcionarios afirman que el equipo de Obama organizará una robusta operación de medios de comunicación desde la Casa Blanca y que planea una renovación total del sitio de la sede ejecutiva para hacerlo más interactivo y fácil de usar. Durante la campaña, Obama prometió usar la internet para dar una mayor apertura a su gobierno, ofreciendo por ejemplo una visión detallada de lo que sucede en la Casa Blanca un día cualquiera o pidiendo a la gente que envíe comentarios sobre sus propuestas legislativas.

Pero este tipo de uso de las nuevas tecnologías también tiene riesgos, como descubrió Obama el verano pasado cuando hizo saber que votaría en el Senado a favor de una ley de vigilancia generalizada de inteligencia que ha sido vilipendiada por activistas liberales. Miles de partidarios indignados abrumaron el sitio con mensajes de indignación, un fenómeno que podría repetirse fácilmente cuando ocupe la presidencia.

Peter Daou, que administró la operación de internet de la campaña presidencial de Hillary Clinton, dijo que su alcance en la red estaba limitado por el hecho de que las personas de cierta edad y de ingresos más limitados --los grupos demográficos que apoyaron a Hillary-- no usaban la internet. Obama tendrá que buscar una manera de llegar a estas personas, opinó Daou.

"Pasamos un año entero tratando de atraer a estas personas a internet y el presidente Obama y su equipo tendrán que hacer lo mismo'', dijo Daou. "Eso requiere un esfuerzo gigantesco de relaciones públicas, usando los medios de comunicación tradicionales para invitarlos a participar''.

  Comentarios