Últimas Noticias

Medvedev abre nueva era con su visita a Cuba

El presidente ruso, Dmitry Medvédev (d), da la bienvenida al ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, al comienzo del encuentro que mantuvieron en Moscú, Rusia, hoy martes 11 de noviembre. Medvédev afirmó hoy que Cuba ha sido y es uno de los "socios clave" de su país en América Latina.
El presidente ruso, Dmitry Medvédev (d), da la bienvenida al ministro de Relaciones Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, al comienzo del encuentro que mantuvieron en Moscú, Rusia, hoy martes 11 de noviembre. Medvédev afirmó hoy que Cuba ha sido y es uno de los "socios clave" de su país en América Latina.

El presidente ruso Dmitri Medvedev hará este jueves su primer viaje a Cuba, que sellará un notable incremento en 2008 de los vínculos bilaterales, abrirá una nueva etapa para ambos países tras la era soviética y afianzará la estrategia de Moscú en Latinoamérica.

Medvedev concluirá en La Habana su primera gira latinoamericana, después de visitar Perú, Brasil y Venezuela, e incluyó a la isla en el recorrido tras recibir hace dos semanas una invitación de su colega cubano, Raúl Castro.

Es la cuarta visita oficial de un líder del Kremlin a La Habana tras los viajes de Leonid Brezhnev en 1974, Mijail Gorbachov en 1989 y Vladimir Putin en el 2000.

Pero será la primera en que un mandatario ruso negocie en Cuba con una figura distinta a Fidel Castro, ya que el líder revolucionario, que en tiempos de la Unión Soviética fue su primer aliado en América Latina, dejó oficialmente el poder el 24 de febrero pasado.

Su hermano menor, el general Castro, tiene ahora la tarea de impulsar con Medvedev un vínculo que en los últimos meses ha experimentado un auge sin precedentes desde el desplome del bloque socialista europeo hace casi 20 años.

El viceprimer ministro ruso Igor Sechin hizo entre julio y noviembre tres viajes a Cuba, se entrevistó con Raúl Castro y participó en la firma de acuerdos.

El pasado día 8 suscribió un crédito de $20 millones como parte de diez acuerdos bilaterales relacionados con las industrias automotriz y del níquel, el petróleo y el suministro de trigo a la isla.

El embajador de Rusia en La Habana, Mijail Kamynin, adelantó a medios informativos oficiales que hay proyectos "concretos'' para que empresas petroleras rusas participen en la perforación en aguas profundas cubanas del Golfo de México.

''Esperamos que Cuba también sea un puente para que Rusia participe en otros países del Caribe y de Centroamérica. Moscú está dispuesta a colaborar en la expansión que realiza la isla con Petróleos de Venezuela (PDVSA)'', precisó Kamynin.

Indicó también que hay "planes'' para que la empresa rusa Norníquel colabore en una fábrica de ferroníquel en la provincia oriental de Holguín, y resaltó que Cuba se ha convertido en "el primer importador'' de aviones rusos de carga y pasajeros.

Rusia ocupa el décimo lugar entre los socios comerciales de Cuba, mientras que la isla es el número seis entre los países latinoamericanos con intercambio con esa nación.

En 2007 el comercio bilateral ascendió a $360 millones y fuentes rusas calculan que alcanzará los $400 millones este año.

En las últimas semanas las visitas de funcionarios, empresarios y parlamentarios rusos a la isla se han hecho recurrentes.

La lista incluye al secretario del Consejo de Seguridad, general Nikolai Patrushev; el jefe del Estado Mayor de la Defensa Aérea del Ejército de Tierra, general Alexandr Máslov; el ministro de Comunicación, Igor Olegovich Schegoliev, y la vicepresidenta de la Duma, Liubov Sliska.

Además, el número dos de la Iglesia ortodoxa rusa, Kiril Gundjaev, consagró la primera catedral de su fe en Cuba y se reunió con el ex gobernante Fidel Castro, que convalece desde julio de 2006 de una enfermedad intestinal.

En 2000 la visita del presidente Putin reabrió el diálogo bilateral tras la desaparición de la URSS, que fue perjudicado cuando Moscú cerró en 2001 la base de espionaje electrónico de Lourdes, último residuo de la masiva presencia soviética en Cuba durante la Guerra Fría.

El verdadero relanzamiento de las relaciones comenzó con la visita en 2004 del canciller Serguei Lavrov, y la realizada en 2006 por el entonces primer ministro, Mijail Fradkov, quien firmó un acuerdo para reestructurar una deuda de $166 millones y conceder créditos por $350 millones.

Sin embargo, el acercamiento durante 2008 supera los intentos precedentes por su intensidad y amplitud.

La nueva alianza ocurre en un momento en que Rusia se propone una estrategia de "retorno'' a Latinoamérica, que para algunos analistas podría ser su respuesta a Estados Unidos por la política desarrollada en el espacio de la antigua URSS.

El Kremlin ha negado esas versiones, argumentando un genuino interés por una región que ve como un "nuevo polo político mundial''.

El intercambio económico y comercial de Rusia y los países latinoamericanos puede llegar este año a $15,000 millones, según medios rusos.

Medvedev acaba de suscribir en Perú un acuerdo para instalar una planta de reparación de helicópteros y está previsto que firme en Brasil un compromiso de cooperación de defensa que comenzará con la venta de 12 helicópteros de ataque MI-35 a ese país.

Su llegada a Caracas, este miércoles, coincidirá con maniobras conjuntas en el Caribe de la Armada de Venezuela y una flota naval rusa.

  Comentarios