Últimas Noticias

Contra el embargo el 55 por ciento de los exiliados

LAS AGENCIAS de viajes y envíos de remesas a Cuba se beneficiarían de un levantamiento de las 
restricciones y un porcentaje mayoritario de los cubanoamericanos apoya esas medidas.
LAS AGENCIAS de viajes y envíos de remesas a Cuba se beneficiarían de un levantamiento de las restricciones y un porcentaje mayoritario de los cubanoamericanos apoya esas medidas. El Nuevo Herald

Más de la mitad de los cubanoamericanos en el condado Miami-Dade es partidario de poner fin al embargo contra Cuba y una gran mayoría también favorece el levantamiento de las restricciones de los viajes familiares a la isla, según un sondeo de opinión publicado el martes.

De acuerdo con el estudio, un 55 por ciento de los encuestados considera que ya es tiempo de que el gobierno estadounidense deje sin efecto el embargo impuesto hace cinco décadas. La proporción asciende hasta el 65 por ciento entre los cubanoamericanos de entre 18 y 44 años de edad.

Los resultados arrojan nuevas luces sobre la percepción que tiene el exilio acerca del futuro de la relaciones con la isla. El estudio fue realizado poco después de las elecciones presidenciales por el Instituto de Investigación de la Opinión Pública de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) con los auspicios del Brookings Institution, una organización no lucrativa de Washington. El organismo entrevistó por teléfono a una muestra de 800 personas y tiene un margen de error de más/menos 3.6 por ciento.

"La primera impresión que tengo es que hay una nueva corriente de cubanos, una nueva demografía que se opone a las restricciones y al embargo. Es un proceso amplio de cambios. Otro factor ha sido la elección de Barack Obama'', dijo Hugh Gladwin, director del grupo académico de FIU.

Las preguntas en relación con la conveniencia del embargo hacia Cuba como una medida de fuerza para lograr un viraje en la política del gobierno de la isla y lograr una apertura democrática han sido referentes obligados en investigaciones y análisis efectuados por FIU, desde principios de la década de 1990.

Sin embargo, este es el primer sondeo que registra un apoyo mayoritario en favor de dejar sin efecto una estrategia que ha sido objeto de desencuentros bilaterales. En el 2007, un sondeo similar de la FIU encontró que un 42 por ciento estaba en contra de seguir con la política del embargo.

Tomás Bilbao, integrante del Cuba Study Group, que participó también en la investigación, consideró que las respuestas del exilio cubano indican claramente que hay un avance en lasperspectivas de esa comunidad.

"Esta encuesta, comparada con las anteriores, demuestra la continuidad de un cambio en la comunidad cubanoamericana y su desgaste con una política fallida, incapaz de generar los cambios necesarios en la isla'', aseguró Bilbao.

En relación a las limitaciones impuestas por el presidente George W. Bush en el 2004 a los viajes familiares y a las remesas que los cubanoamericanos despachan a sus familiares, la investigación registró que un 66 por ciento de la población cubanoamericana a escala condal apoya el alivio de las restricciones a los vuelos, en tanto que un 65 por ciento considera oportuno dejar sin efecto las sanciones que afectan el despacho de dinero, que actualmente tiene un límite de $300 cada tres meses.

La portavoz del Consejo por la Libertad de Cuba, Ninoska Pérez Castellón, desestimó los resultados del sondeo y agregó que era ilógico pensar que la investigación traduzca la realidad del exilio.

"¿Qué me dice a mí una encuesta de 800 personas? ¿Cómo vamos a definir así al cubanoamericano con los resultados que vimos ahora en las elecciones de noviembre y que favorecieron a tres congresistas que abogan por el embargo? No hace ningún sentido'', declaró Pérez.

En todo caso, agregó que por muy grande que fuese el universo de entrevistados, hay factores que deben debe ser tomados en cuenta para abordar la temática cubana, como la libertad de los presos políticos, el respeto a los derechos humanos y la celebración de elecciones democráticas sin ninguna clase de condicionamientos.

"El que tiene que cambiar es el régimen de los Castro, no la política de los Estados Unidos'', puntualizó.

La mayoría de los encuestados manifestaron ser republicanos que votaron en contra del presidente electo Barack Obama. Así y todo, una buena parte de este segmento no desestimó la idea de retomar el contacto diplomático con la isla. A la pregunta: ¿Está usted a favor o en contra del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y Cuba? un 65 por ciento respondió afirmativamente.

Entre quienes rechazan un diálogo con el gobierno comunista, la mayoría (55 por ciento) llegó exiliada antes de 1980; en comparación con los que alientan un diálogo bilateral (80 por ciento) y que se exiliaron después de 1998.

Pese a todo, el análisis reveló que la línea dura del exilio cubano y los mayores de 65 años descartan la posibilidad de relajar el trato con La Habana. De hecho un 56 por ciento aseguró que continuaría apoyando el embargo.

jcchavez@elnuevoherald.com

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios