Últimas Noticias

Raúl Castro reitera en Brasil su disposición a dialogar con Obama

De izquierda a derecha los presidentes de: Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de Cuba, Raúl Castro, y de Venezuela, Hugo Chávez, conversan hoy, 16 de diciembre de 2008, tras la fotografía oficial de la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), a la que asistieron como invitados varios mandatarios que más tarde participarán en tres cumbres más y casi simultáneas: Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), América Latina y el Caribe (CALC), y Grupo de Río, en la localidad de Costa del Sauípe, al norte de la capital bahiana.
De izquierda a derecha los presidentes de: Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de Cuba, Raúl Castro, y de Venezuela, Hugo Chávez, conversan hoy, 16 de diciembre de 2008, tras la fotografía oficial de la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), a la que asistieron como invitados varios mandatarios que más tarde participarán en tres cumbres más y casi simultáneas: Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), América Latina y el Caribe (CALC), y Grupo de Río, en la localidad de Costa del Sauípe, al norte de la capital bahiana.

El mandatario cubano Raúl Castro, el más esperado de los cerca de 30 gobernantes que participarán en la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC), fue también el primero en llegar el lunes al balneario brasileño de Costa do Sauípe, en medio de un fuerte esquema de seguridad.

A su llegada, Raúl Castro expresó la disposición de su país a dialogar con el gobierno de Estados Unidos que encabezará Barack Obama y advirtió que no habrá "concesiones'' de parte de La Habana.

Castro, quien debuta como jefe de Estado en reuniones en el extranjero, llegó a este balneario del nordeste brasileño inclusive antes que el anfitrión, Luiz Inácio Lula da Silva.

El mandatario caribeño, que había estado el fin de semana en Venezuela en visita oficial, abordó un helicóptero nada más desembarcar en el aeropuerto internacional Luiz Eduardo Magalhaes, en Salvador, capital del estado de Bahía.

La aeronave recorrió en cuestión de minutos los 76 kilómetros de carretera que comunican a Salvador con Costa do Sauípe, donde Castro, vestido con traje y corbata gris, dio sus primeras declaraciones, centradas en lo que espera del gobierno de Barack Obama.

Cuba tiene "disposición al diálogo [con Estados Unidos], sin garrote ni zanahoria, en igualdad de condiciones'', declaró el dirigente cubano a un reducido grupo de periodistas extranjeros. "Si no resulta ahora, esperaremos otros 50 años'', comentó Castro en alusión al medio siglo de bloqueo impuesto por Washington contra la isla.

No obstante, afirmó que, hasta ahora, La Habana no ha recibido mensajes del equipo de Obama, que asumirá el próximo 20 de enero, y subrayó que en Cuba "no estamos apurados''.

"Si no resulta ahora, esperaremos otros 50 años'', comentó Castro en alusión al medio siglo de embargo impuesto por Washington a la isla.

"Si el señor Obama desea discutir, se discute, si no, no discutimos'', insistió Castro, quien advirtió que no entra en los planes de La Habana hacer concesiones a Washington.

"¿Concesiones a quién?", se preguntó, antes de advertir de que "la época de gestos unilaterales se acabó'' y de revelar que así se lo dejó claro personalmente a un ex presidente de EEUU, cuya identidad no desveló.

Castro tiene en agenda reuniones bilaterales con el presidente mexicano, Felipe Calderón, cuya llegada estaba prevista para la medianoche del lunes, y con el vicepresidente colombiano, Francisco Santos.

Después de Castro llegaron el paraguayo Fernando Lugo, quien evitó el contacto con la prensa, y el dominicano Leonel Fernández, que defendió una mayor integración contra la crisis mundial. Como es habitual, la incógnita es la hora de llegada del venezolano Hugo Chávez, mientras que el ecuatoriano Rafael Correa, el panameño Martín Torrijos, el hondureño Manuel Zelaya y el guatemalteco Alvaro Colom deben arribar este martes, al igual que la mayoría de los líderes caribeños, según distintas fuentes oficiales.

A la cita latinoamericana y caribeña fueron invitados 33 países, la mayoría de los cuales estarán representados por los presidentes o primeros ministros.

La cancillería de Brasil espera que 29 jefes de Estado o de gobierno participen entre este martes y miércoles en la cumbre, pero a pocas horas del inicio de la misma la lista definitiva no ha sido confirmada.

Las únicas ausencias ratificadas hasta ahora son las de los presidentes de Colombia, Alvaro Uribe; Costa Rica, Oscar Arias; El Salvador, Elías Antonio Saca, y Perú, Alan García.

Colombia estará representada por el vicepresidente Francisco Santos, Costa Rica por el canciller Bruno Stagno, El Salvador por el vicecanciller Eduardo Cálix y Perú por el vicepresidente Luis Giampietri.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios