Últimas Noticias

Siemens pagó millonarios sobornos en América Latina

La multinacional alemana Siemens aceptó el lunes su responsabilidad en la falta de controles internos que llevaron, según el gobierno de Estados Unidos, al pago de sobornos millonarios alrededor del mundo, en los que resultaron implicados el ex presidente argentino Carlos Menem y altos funcionarios de Venezuela y México, según documentos presentados en un tribunal del Distrito de Columbia.

Algunas de las cuentas que se usaron para canalizar los sobornos funcionaban en bancos de Miami y Panamá.

La trama de los pagos aparece en una demanda presentada por la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) contra la firma alemana por infringir la Ley Internacional Anticorrupción

En virtud de un acuerdo con la SEC, Siemens, empresa con intereses en telecomunicaciones, transporte, equipos médicos y generación de energía, se comprometió a pagar $1,600 millones a los gobiernos de Estados Unidos y Alemania.

Es la cantidad más alta que ha pagado una compañía para resolver acusaciones de corrupción, informó la SEC.

Entre el 2001 y el 2007, según la demanda, dos filiales de Siemens pagaron alrededor de $16.7 millones en coimas a funcionarios del gobierno de Venezuela a cambio de la adjudicación de los sistemas de transporte público de Maracaibo y Valencia.

Siemens fue un importante proveedor de equipos para los proyectos de construcción de los metros de ambas ciudades venezolanas. Las obras le generaron ingresos de $642 millones.

Sin mencionar nombres, la demanda compromete a altos funcionarios del gobierno y a un ex ministro de Defensa de Venezuela.

El mismo documento afirma que la empresa pagó entre 1998 y 1999 un total de $40 millones a funcionarios argentinos para asegurar la adjudicación de un contrato de emisión de cédulas de identidad por un valor de $1,200 millones.

"Por lo menos $2.6 millones se transfirieron de la cuenta de un consultor de negocios [intermediario] directamente al presidente de Argentina [Carlos Menem], el ministro del Interior y el jefe de Inmigración para obtener los contratos'', agrega el documento.

Como parte de una investigación de los sobornos, la justicia argentina allanó en agosto pasado las oficinas de Siemens en Buenos Aires. Menem ha rechazado las alegaciones.

En el caso de México, la empresa entregó a finales del 2004 pagos ilícitos por un total de $2.6 millones a un consultor con conexiones políticas, quien transfirió parte del dinero a un alto funcionario de la estatal petrolera Petróleos Mexicanos a fin de "arreglar'' disputas que surgieron a raíz de las obras de modernización de una refinería.

Con el pago de comisiones Siemens también obtuvo contratos para instalar redes de telefonía móvil en Bangladesh y equipos médicos en Vietnam, China y Rusia. Asimismo, pagó sobornos a ministros iraquíes para tener acceso al programa de Naciones Unidas de petróleo por alimentos.

Para el pago de los sobornos en Venezuela, la compañía utilizó cuatro sistemas, según la demanda.

Con el primer sistema Siemens mantenía cuentas bancarias no registradas en libros tanto en Miami como en Panamá o utilizaba un banquero en Miami con acceso a esas cuentas, que eran controladas por el presidente o el director financiero de la filial en Venezuela.

Uno de los directivos financieros calculó que utilizó entre $5 y 6 millones al año en fondos de estas cuentas para pagos parciales, entre el 2001 y el 2003, a funcionarios gubernamentales de ese país, que no fueron identificados.

El segundo sistema funcionaba a través de un veterano consultor de Siemens conocido como negociador político en Venezuela que había sido asesor de varios ex presidentes. Según la demanda, el negociador se encargó de asegurar el apoyo político para los proyectos de Valencia y Maracaibo y de la participación de Siemens en ellos.

Para justificar los pagos a los funcionarios, la compañía hacía giros a las cuentas en Estados Unidos por concepto de contratos falsos de consultoría.

Los documentos con los estados de cuentas obtenidos por la SEC revelan pagos a funcionarios venezolanos y personajes con conexiones políticas "incluyendo un alto funcionario de gobierno, dos prominentes abogados que actuaban en representación de funcionarios públicos, un ex ministro de Defensa y un diplomático, todos con influencia sobre los contratos de Siemens en Venezuela'', afirma la demanda.

En el tercer y cuarto sistemas, Siemens utilizaba intermediarios en Chipre y Dubai que canalizaron los sobornos para garantizar la adjudicación de los metros de Valencia y Maracaibo a través de la elaboración de contratos falsos de construcción.

El reportero Casto Ocando contribuyó a este reportaje.

  Comentarios