Últimas Noticias

Una España ansiosa se reparte "el Gordo''

EL PREMIO de la Lotería de Navidad es esperado con alegría por millones de españoles.
EL PREMIO de la Lotería de Navidad es esperado con alegría por millones de españoles. AP

La suerte está ya echada. A pocas horas para que los bombos comenzaran a arrojar números y premios de la Lotería de Navidad, un sorteo que este año repartirá más de 2,300 millones de euros (3,200 millones de dólares) y que los españoles viven con ilusión y con la esperanza de que les toque ‘‘el Gordo''.

Millones de personas, a través de la radio y la televisión, siguen en España el sorteo extraordinario de Navidad, el más esperado y popular del año, el más repartido también, aunque el que menos millonarios suele crear.

Además de los millones que se repartirán, el día del sorteo tiene unos protagonistas especiales: los 36 niños del colegio de la Residencia Internado San Ildefonso, elegidos para repartir suerte y felicidad entre los españoles.

El Colegio de San Ildefonso es una institución del Ayuntamiento de Madrid dedicada a la acogida y educación de niños, que colaboran desde hace más de dos siglos extrayendo y cantando los números de la lotería española, una de las más antiguas del mundo.

Este año la suerte llegará envuelta en el acento de los dieciocho jóvenes inmigrantes que cantarán, junto a niños españoles, los números del sorteo, que como cada año marca el comienzo de las fiestas navideñas en España. Hay niños procedentes de Ecuador, Bolivia, Colombia, Marruecos, Venezuela, Bielorrusia y Senegal.

Este sorteo repartirá los más de 2,300 millones de euros, pero todos tienen depositadas sus esperanzas en "el Gordo'', un primer premio dotado con tres millones de euros ($4.1 millones), lo que supone que el poseedor de un décimo se embolsará 300,000 euros ($417,000).

De los bombos saldrán un segundo premio dotado con un millón de euros ($1.3 millones) y 100,000 euros ($139,000) al décimo, así como un tercero, dos cuartos y ocho quintos premios.

Varios especialistas coinciden al apuntar que las probabilidades de ganar en la Lotería Nacional son menores que en otros sorteos ordinarios, concretamente del 5.68 por ciento.

Sin embargo, este sorteo está muy arraigado en la sociedad española y jugar y compartir lotería forma parte de la tradición.

Es costumbre entre los españoles regalar participaciones de lotería y de probar suerte cuando se viaja a otra ciudad, lo que hace que los premios estén muy repartidos.

Este año se ha celebrado una campaña de promoción del sorteo que ha tratado, bajo el eslogan ‘‘Anímate'',de que los ciudadanos apostaran por jugar y por tratar de sortear así la crisis económica que azota al país y, en general, a los mercados mundiales.

Antes del sorteo se examinan las bolas de los números y los premios que se utilizan y, una vez acabada esa operación, se desaloja el salón y se aseguran con cerrojos interiores todos sus accesos, a excepción de la "puerta del estrado'', cuyas llaves quedarán en manos de tres personas después de ser cerrada y precintada.

El salón vuelve a abrirse a las 8.00 de la mañana (hora local) para que acceda el público y media hora después se constituye la mesa que preside y autoriza el acto.

Antes de que las bolas con los números y los premios se introduzcan en los bombos, los asistentes podrán comprobar, con autorización del presidente, la existencia de cualquier bola. Una vez volcadas todas las bolas y después de voltear simultáneamente los dos bombos, los niños del colegio de San Ildefonso empezarán a cantar y a insertarlas en los alambres.

El sorteo de Navidad, que es retransmitido en directo por la televisión pública y obtiene una amplia cobertura informativa de todos los medios de comunicación, concluye cuando en el bombo de premios no queda ninguna bola.

En el 2007 el 6.381 cambió la vida de muchos que compraron un décimo de este número. "El Gordo'' navideño dejó numerosos premios en media España, exactamente en once provincias, con lo que se convirtió en uno de los más repartidos de la historia del sorteo.

  Comentarios