Últimas Noticias

Raúl Castro anuncia creación de contraloría y recorte de gastos estatales

El presidente de Cuba, Raúl Castro permanece hoy, 27 de diciembre de 2008, junto a la silla vacía correspondiente a su hermano, el líder cubano Fidel Castro, en La Habana, durante la segunda y última sesión del Parlamento en 2008, en la que los diputados aprobarán la nueva ley de Seguridad Social y los presupuestos de 2009, en el cierre del año en que Fidel Castro abandonó la Jefatura de Estado. EFE/Alejandro Ernesto
El presidente de Cuba, Raúl Castro permanece hoy, 27 de diciembre de 2008, junto a la silla vacía correspondiente a su hermano, el líder cubano Fidel Castro, en La Habana, durante la segunda y última sesión del Parlamento en 2008, en la que los diputados aprobarán la nueva ley de Seguridad Social y los presupuestos de 2009, en el cierre del año en que Fidel Castro abandonó la Jefatura de Estado. EFE/Alejandro Ernesto

El gobernante cubano, Raúl Castro, anunció este sábado la creación de una rigurosa contraloría de recursos y deberes, y un drástico recorte de gastos estatales en viajes y vacaciones de funcionarios y dirigentes, al clausurar la última sesión anual de Parlamento.

"Uno de nuestros problemas fundamentales es la falta de exigencia sistemática a todos los niveles. Hay que estar siempre dispuesto a buscarse problemas y enfrentar incormpresiones, dirigir, en primer lugar, saber exigir, desde la base hasta los niveles superiores'', afirmó.

Raúl Castro, quien asumió formalmente la presidencia en febrero pasado ante la enfermedad de su hermano Fidel, fustigó el despilfarro de recursos, la falta de control y rigor en el trabajo.

Para ello propuso la creación de un órgano contralor de los recursos -que estará subordinado solamente al Consejo de Estado, presidido por él-, y será sometido a aprobación en la próxima sesión del Legislativo, a mediados de 2009.

Castro también dijo que durante 2009 se reducirán en un 50% los viajes al extranjero de funcionarios y empresarios cubanos y se eliminará un plan de estímulo para funcionarios, dirigentes y obreros destacados cuyo subsidio era de 60 millones de dólares anuales.

"Hay que ir eliminando las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, de lo contrario sencillamente las cuentas no cuadran: dos más dos, siempre suma cuatro, jamás cinco (...). Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades'', dijo el gobernante ante el plenario.

Opinó que "las gratuidades deben limitarse estrictamente a asegurar a todos los ciudadanos por igual cuestiones vitales como la educación, la salud y la seguridad y asistencia social''.

El mandatario señaló la urgencia de crear las condiciones para que el salario recupere su valor y la población sienta la necesidad de trabajar, pues en estos momentos 180.000 personas no trabajan ni estudian en el país.

Ante las expectativas que mantiene la población de cambios económicos y sociales, el mandatario afirmó que "no se han engavetado ninguno de los temas de los que hemos hablado en los últimos tiempos''.

"Se avanzará sin apresuramientos ni excesos de idealismos según se disponga de recursos'', agregó Raúl Castro, quien antes de asumir la presidencia estuvo al mando de Cuba interinamente desde que enfermó su hermano en julio de 2006.

El mandatario recordó que el país sufre una situación económica difícil por las pérdidas de 10.000 millones ocasionadas por el reciente paso de tres huracanes, alrededor del 20% de PIB, lo que llevará de tres a seis años para recuperarse.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios