A pesar de los destrozos a la sede del canal EITB, los periodistas han continuado sus transmisiones valiéndose de la internet y las transmisiones por satélite.
A pesar de los destrozos a la sede del canal EITB, los periodistas han continuado sus transmisiones valiéndose de la internet y las transmisiones por satélite. AP
A pesar de los destrozos a la sede del canal EITB, los periodistas han continuado sus transmisiones valiéndose de la internet y las transmisiones por satélite. AP