El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, (d), y el primer ministro ruso Vladimir Putin, (i), durante la reunión internacional sobre los problemas de los suministros del gas que Medvedev ha convocado en el Kremlin, en Moscú, Rusia, hoy 17 de enero de 2009. Medvédev expresó hoy su confianza en que se conseguirá una pronta solución al problema del tránsito del gas ruso a Europa por el territorio de Ucrania, interrumpido desde hace diez días. "Estoy seguro de próximamente será resuelto no sólo el problema del tránsito, sino también el de los suministro de gas a Ucrania", dijo el jefe del Kremlin en una rueda de prensa al término de una conferencia internacional sobre el trasiego del gas ruso a Europa. EFE/Yuri Kochetkov.
El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, (d), y el primer ministro ruso Vladimir Putin, (i), durante la reunión internacional sobre los problemas de los suministros del gas que Medvedev ha convocado en el Kremlin, en Moscú, Rusia, hoy 17 de enero de 2009. Medvédev expresó hoy su confianza en que se conseguirá una pronta solución al problema del tránsito del gas ruso a Europa por el territorio de Ucrania, interrumpido desde hace diez días. "Estoy seguro de próximamente será resuelto no sólo el problema del tránsito, sino también el de los suministro de gas a Ucrania", dijo el jefe del Kremlin en una rueda de prensa al término de una conferencia internacional sobre el trasiego del gas ruso a Europa. EFE/Yuri Kochetkov.
El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, (d), y el primer ministro ruso Vladimir Putin, (i), durante la reunión internacional sobre los problemas de los suministros del gas que Medvedev ha convocado en el Kremlin, en Moscú, Rusia, hoy 17 de enero de 2009. Medvédev expresó hoy su confianza en que se conseguirá una pronta solución al problema del tránsito del gas ruso a Europa por el territorio de Ucrania, interrumpido desde hace diez días. "Estoy seguro de próximamente será resuelto no sólo el problema del tránsito, sino también el de los suministro de gas a Ucrania", dijo el jefe del Kremlin en una rueda de prensa al término de una conferencia internacional sobre el trasiego del gas ruso a Europa. EFE/Yuri Kochetkov.