Últimas Noticias

Boxeador cubano quiere labrarse un nombre desde el anonimato

Lester González.
Lester González.

Lester González es un perfecto desconocido en el mundo del boxeo. A diferencia de sus compatriotas Yuriorkis Gamboa o Odlanier Solís, ha llegado a Estados Unidos por la puerta del silencio y sólo pide que le den una oportunidad.

Pero muy pronto espera hacer mucho ruido.

González será uno de los tres cubanos que subirá el próximo viernes al ring del Miccosukee Resort and Gaming como parte de la cartelera de boxeo Telemundo del promotor Tutico Zabala.

Con sólo ocho peleas -y cinco nocauts- en su foja, González sabe que este es el momento en que su carrera podría entrar en un carril acelerado hacia sueños superiores dentro y fuera del cuadrilátero.

"Me da tremenda alegría poder boxear ante tantos cubanos'', expresó González, quien celebró más de 100 combates como amateur en la isla. "Quiero que vean cuanto puedo hacer en este deporte. Sé que me queda mucho por recorrer, pero puedo convertirme en una sorpresa, porque a mí nada me asusta''.

Dejando a su familia atrás, González salió de Cuba hacia México en el 2004, huyendo de una situación económica difícil y en busca de nuevos horizontes para su vida, pero soñando, sobre todo, con volver a cruzar golpes.

En tierra azteca trató de hacerlo, pero por falta de contactos y conocimiento le fue imposible y terminó trabajando en lo que encontrara.

"Lo que más hice fue vender pinturas industriales'', recuerda el habanero. "Y no me fue mal, pero eso no era lo mío. El boxeo me llamaba. Así que un buen día metí todo en una maleta y crucé la frontera''.

González se estableció en San Diego y allí, tras muchas gestiones, logró que le admitieran en un gimnasio y por fin comenzó su carrera profesional. Enfrentó a ocho púgiles mexicanos, algo que considera una verdadera prueba de fuego, y a todos los superó.

El próximo viernes, González enfrentará al estadounidense Quinton Whitaker en lo que puede ser una suerte de carta de presentación.

"Lo hemos visto entrenar y nos parece un púgil muy prometedor'', analizó Zabala. ‘‘Al menos no le falta corazón. Si pone de su parte, puede llegar lejos''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios