Últimas Noticias

Licencia suspendida

EL PUGILISTA mexicano Antonio Margarito (der.) perdió su combate por nocaut con el 
estadounidense Shane Mosley el 24 de enero en el Staples Center de Los Angeles.
EL PUGILISTA mexicano Antonio Margarito (der.) perdió su combate por nocaut con el estadounidense Shane Mosley el 24 de enero en el Staples Center de Los Angeles. Associated Press

La Comisión de Atletismo de California revocó ayer por un año las licencias del boxeador mexicano Antonio Margarito y su entrenador Javier Capetillo luego de concluir que era ilegal la sustancia que el púgil mexicano se puso en las manos en su última pelea.

"La conducta de los señores Margarito y Capetillo fue inaceptable y representaba un peligro a la salud de otra persona que tenía licencia'', expresó en un comunicado Carrie López, directora del Departamento de Asuntos al Consumidor, que incluye a la Comisión de Atletismo. "La decisión que tomamos demuestra que tanto el Departamento de Asuntos al Consumidor y la Comisión de Atletismo de California toman los asuntos de seguridad de boxeadores en serio, y actuaremos rápido cuando las acciones de una persona con licencia amenace la seguridad de otras personas''.

Margarito, ex campeón de peso wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), usó la sustancia ilegal a determinarse durante su pelea con Shane Mosley, el 24 de enero en el Staples Center de Los Angeles, indicó el panel unánimemente en una audiencia en Los Angeles.

La sustancia similar a yeso fue descubierta entre el vendaje de las manos de Margarito antes de su pelea con Mosley, quien lo noqueó en el noveno asalto.

Al "Tornado de Tijuana'' se le volvieron a vendar las manos antes de la pelea, luego que el entrenador de su oponente se quejara.

La comisión concluyó con una votación de 7-0 que la sustancia en cuestión es ilegal pero que el Departamento de Justicia de California sigue investigando para saber qué es. Se espera que la investigación termine en marzo, argumentó Luis Farias, portavoz de la comisión.

Con su decisión, el panel rechazó el alegato de ignorancia del púgil mexicano de 30 años para castigarlo, al igual que a Capetillo, prohibiéndole pelear en Estados Unidos durante doce meses. El castigo es nacional pues las comisiones de otras jurisdicciones respetan las decisiones de suspensión y revocación de sus similares.

  Comentarios