Últimas Noticias

Gira de Raúl Castro fue una búsqueda desesperada de ayuda

Raúl Castro
Raúl Castro AP

El gobernante cubano Raúl Castro regresó el martes a su país tras una gira de dos semanaspor Rusia, Angola y Argelia, donde renovó viejas alianzas en su ofensiva diplomática para ampliar las relaciones económicas, políticas y militares de la isla comunista.

Raúl Castro llegó a su país procedente de Argel y proseguirá su intensa agenda internacional con su colega chilena, Michelle Bachelet, quien llegó el martes a La Habana. La mandataria chilena es el cuarto gobernante latinoamericano en visitar Cuba este año, tras los de Panamá, Ecuador y Argentina.

"La exitosa gira (...) permitió fortalecer los lazos políticos, económicos y de amistad con los gobiernos y pueblos'' de Rusia, Angola y Argelia, señaló una nota publicada en el diario oficial Granma.

En lo que fue su primer viaje fuera de América Latina desde que asumió el poder en julio del 2006 por la enfermedad de su hermano Fidel, el gobernante, de 77 años, se reunió con sus homólogos Abdelaziz Buteflika, de Argelia; José Eduardo dos Santos, de Angola, y Dimitri Medvédev, de Rusia.

Raúl Castro, que cumple en dos semanas su primer año formalmente como gobernante, comenzó el periplo en Moscú, donde firmó una serie de acuerdos, de los que destacan la modernización de una termoeléctrica y la prospección petrolera en la zona cubana del Golfo de México, según la agencia Ria Novosti.

Desarrollar acuerdos en este sector permitiría a Cuba reducir la dependencia de Venezuela, principal socio comercial y suministrador de 92,000 barriles diarios de petróleo con facilidades de pago.

Más allá de un creciente comercio que supera los $400 millones, Cuba posee aún gran cantidad de tecnología industrial y de transporte de la ex Unión Soviética, para cuya modernización Rusia puede ser importante, así como en la esfera militar.

Aunque los vínculos con Rusia se relanzaron y crecen aceleradamente tras el distanciamiento que provocó la desaparición de la Unión Soviética en 1991, se trata de relaciones con intereses comunes. "Son más racionales y pragmáticas'', opinó el analista ruso Vladimir Davidov, director de Instituto Ruso de América Latina.

Después de Moscú, Castro viajó a Angola, el país por donde pasaron centenares de miles de cubanos en los años 70 y 80 --civiles y militares-- y donde murieron 2,077 en combates frente a las tropas sudafricanas y de los opositores al gubernamental Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA).

En Argelia, primer país en recibir ayuda militar cubana en 1963 ante un conflicto con Marruecos, Raúl Castro trató la colaboración, especialmente en salud, y la creación de empresas mixtas. Un hospital oftalmológico cubano funciona ya en ese país, se sentaron las bases para una fábrica de medicamentos con tecnología cubana y se construye una de lácteos.

"Hay que conseguir en lo económico el alto nivel de relaciones que ha existido siempre en lo político, aseguró Raúl Castro en Argel, donde una comisión mixta buscará en los próximos meses acuerdos en energía e intercambio comercial.

Para Jaime Suchlicki, profesor del Instituto para Estudios Cubanos de la Universidad de Miami, ‘‘Cuba necesita desesperadamente toda la ayuda extranjera y los créditos que pueda obtener''.

Consolidando su imagen internacional, Raúl Castro está en plena expansión de relaciones, más allá de Venezuela, con países como el gigante Brasil, México, Argentina y Chile, así como con China e Irán, en tanto mantiene su oferta de diálogo con la nueva administración de Barack Obama.

Mientras Raúl estuvo de viaje, su hermano Fidel enfrió expectativas respecto a una mejora de relaciones con el nuevo Presidente estadounidense en varios artículos de prensa, al señalar que ‘‘va perdiendo su virginidad la política de Obama''.

  Comentarios