Últimas Noticias

Absueltos ex oficiales panameños acusados de liberar a Posada

Luis Posada Carriles
Luis Posada Carriles AP

La justicia panameña absolvió a los ex funcionarios Arnulfo Escalona, Carlos Barés y Javier Tapia, acusados de liberar en 2004 al anticastrista cubano Luis Posada Carriles, detenido entonces en este país, informó el jueves una fuente judicial.

Escalona, Barés y Tapia ejercieron los cargos de ministro de Gobierno, director de la Policía Nacional y subdirector de Migración, respectivamente, durante el gobierno de la presidenta Mireya Moscoso (1999-2004).

A los tres se les acusó de abuso de autoridad por dejar en libertad a Posada Carriles, detenido desde el año 2000, horas antes de que se emitiera legalmente el indulto que en el 2004 le concedió la entonces presidenta Moscoso en su último día de mandato.

La jueza Marlene Morais determinó en su sentencia del 13 de febrero pasado que "los procesados actuaron dentro del marco de deberes conferido a sus respectivos cargos, que justificaron por razón de una decisión tomada por la entonces Presidenta de la República''.

En ese sentido, precisó que la actuación de los acusados, según sus propias declaraciones, se debió a que "manejaban información fidedigna del más alto nivel'' de que los señores Luis Posada Carriles, Gaspar Jiménez, Guillermo Novo y Pedro Remón "estaban siendo víctimas de amenazas contra sus vidas''.

Además, según el fallo de la jueza duodécima de lo penal, no se aportaron "elementos probatorios contundentes a fin de acreditar la responsabilidad de la infracción de la norma penal, la intención dolosa de los procesados [...], así como los perjuicios causados''.

El proceso contra los ex funcionarios comenzó en agosto del 2006, un año después de que el Ministerio Público pidiera al tribunal abrir una causa criminal, y culminó en noviembre pasado, cuando la jueza se acogió al término de tiempo que permite la ley para dictar la sentencia.

Posada Carriles y otros tres colaboradores cubanos fueron condenados en Panamá por posesión de armas y uso de documentos falsos, después de que el Gobierno cubano denunció que planeaban un atentado contra el gobernante Fidel Castro durante la Décima Cumbre Iberoamericana, que se celebró en noviembre del 2000 en esta capital.

En agosto del 2004, el último día de su presidencia, Moscoso indultó a Posada Carriles, Gaspar Jiménez, Pedro Remón y Guillermo Novo, a los que La Habana acusaba del fracasado intento de magnicidio.

Los cuatro fueron dejados en libertad horas antes de que se publicara el indulto en la Gaceta Oficial y tuviera efecto legal.

El indulto motivó que Cuba rompiera relaciones diplomáticas con Panamá, que se restablecieron meses después de llegar a la presidencia Martín Torrijos, actual mandatario del país.

Posada, de 81 años, se encuentra en Miami tras ser liberado por una decisión judicial que desestimó un proceso bajo cargos de violaciones migratorias en el 2007. Un tribunal de apelaciones revirtió el veredicto y ordenó juzgarlo, pero sus abogados planean llevar el caso ante el Tribunal Supremo de la nación.

  Comentarios