Últimas Noticias

Senado inicia debate sobre restricciones de viajes a Cuba

El Senado de EEUU inició el lunes un debate sobre una propuesta presupuestaria de $410,000 millones que, entre otros elementos, aprueba otra partida para la Iniciativa Mérida y modifica las restricciones de viaje a Cuba.

La Cámara de Representantes ya aprobó la medida presupuestaria el miércoles pasado, con 245 votos a favor y 178 en contra.

Según fuentes legislativas, el Senado podría someter a votación el proyecto de ley entre el jueves y viernes próximos, pero los demócratas necesitarán al menos 60 votos para impedir cualquier táctica dilatoria de los republicanos.

La legislación en realidad incorpora un total de nueve presupuestos para el año fiscal 2009, que no habían sido aprobados por el Congreso, para asegurar las funciones de diversas agencias federales hasta el próximo 30 de septiembre.

Los demócratas que controlan el Congreso postergaron el año pasado la votación definitiva de la medida presupuestaria porque el entonces presidente George W. Bush había amenazado con vetar cualquier proyecto de ley que inflara los gastos públicos.

Ahora no existe la amenaza de un veto presidencial pero los demócratas, de todas maneras, afrontan la objeción de muchos republicanos.

Entre otros elementos, la medida modifica las restricciones de viaje de los cubanoamericanos a la isla, de manera que éstos podrán viajar a Cuba una vez al año, y no cada tres años como lo dice la legislación actual.

La medida además amplía la definición de "familiares cercanos'', de forma que ahora se incluya, además de padres, a abuelos, hermanos e hijos, a nietos, tíos y sobrinos.

Así, el proyecto de ley revierte las restricciones que impuso en junio de 2004 el Gobierno del entonces presidente George W. Bush como medida de presión para alentar un cambio democrático en Cuba.

También revierte las trabas regulatorias a la venta de medicinas y alimentos a Cuba, lo que permitiría al Gobierno de La Habana pagar por los productos estadounidenses cuando lleguen a la isla y no por adelantado como hasta ahora.

Salvo algunas excepciones y con el debido permiso del Departamento del Tesoro, los estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba y quienes violan la ley del embargo están sujetos a multas.

En el Congreso, varios legisladores presionan por un cambio en la política exterior de EEUU hacia Cuba porque aseguran que la flexibilización del embargo ayudaría a promover la democracia en esa nación.

El gobierno del presidente Barack Obama -quien prometió durante la contienda levantar las restricciones de viaje de los cubanoamericanos- realiza en la actualidad una revisión de la política exterior de EEUU hacia Cuba y el resto de América Latina.

Durante un discurso en el pleno del Senado, el demócrata por Nueva Jersey Bob Menéndez, de origen cubanoamericano, afirmó hoy que sería un error flexibilizar el embargo porque eso sería premiar al régimen autoritario de La Habana.

  Comentarios