Últimas Noticias

Campaña opositora pide libre acceso a internet en la isla

ARCHIVO cf,hvm,8.5  / 
YOSVANI ANZARDO Hernández, representante de la Red Libertad, inició una campaña para solicitar a 
las autoridades gubernamentales la legalización del acceso a internet a todos los cubanos 
residentes en la isla.
ARCHIVO cf,hvm,8.5 / YOSVANI ANZARDO Hernández, representante de la Red Libertad, inició una campaña para solicitar a las autoridades gubernamentales la legalización del acceso a internet a todos los cubanos residentes en la isla. ARCHIVO

Un grupo de opositores en Cuba que aboga por el derecho al libre acceso a la internet anunció el lunes el lanzamiento de una campaña masiva de recolección de firmas a escala nacional para solicitar directamente a las autoridades de la isla que permitan una apertura del servicio.

Los detalles de la iniciativa fueron presentados por Yosvani Anzardo Hernández, portavoz de la agencia de prensa Jóvenes sin Censura en La Habana y representante de la Red Libertad, un sistema de conexión informática y legal, punto a punto, que no utiliza servidores estatales sino que funciona con soportes independientes.

El gobierno cubano argumenta que los problemas que impiden la liberalización del sistema de redes a escala nacional y la conexión por fibra óptica con un enlace de banda ancha, se deben al embargo económico impuesto por Estados Unidos y a otros obstáculos técnicos relacionados con la barrera comercial.

Sin embargo, Anzardo Hernández explicó que eso constituye "una aberración más, pues la fibra óptica recorre todo el país e incluso está anillada en muchas ciudades, y tampoco tenemos acceso a la red nacional''.

"El problema real es que el Estado le niega el acceso a la información a los nacionales'', agregó Anzardo Hernández, según un comunicado de prensa difundido por el periodista independiente Héctor Julio Cedeño Negrín.

El manejo individualizado de la red está restringido en Cuba a las entidades oficiales e instituciones educacativas y culturales bajo ciertas reglas de uso, así como a extranjeros y ciudadanos cubanos que tienen la posibilidad y los recursos para abonar el servicio en dólares o en moneda convertible.

Las tarifas por una hora de internet, con una conexión lenta, oscilan normalmente entre $6 y $8 en los cibercafés, hoteles de la isla y en el mercado negro, que opera al margen con códigos de acceso.

Mientras, la operatividad de la red y la velocidad del flujo de información electrónica están determinadas vía satélite.

Cuba confía superar el próximo año la pobre calidad de la conexión a internet y, a su vez, poder ampliar el ancho de banda disponible para los servicios colectivos a la población con el desarrollo del proyecto de red de fibra óptica submarina, que conectará a la isla con Venezuela, su principal aliado político y comercial.

De acuerdo con las autoridades cubanas, el desarrollo de esta plataforma binacional permitirá un salto cualitativo de acceso al ciberespacio y hará posible un mayor tráfico en la isla.

Actualmente Cuba tiene uno de los índices de conexión a internet más bajos del mundo, y se calcula que no hay más de 1.4 millones de usuarios para un total aproximado de 630,000 computadoras disponibles. La mayoría están en poder de empresas estatales y centros vinculados al gobierno cubano.

El llamado a liberar la internet y propiciar el acceso irrestricto e individual que permita el intercambio de información ha sido también un asunto de interés y preocupación para la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). En el 2007, la entidad reclamó al gobierno cubano que permita el acceso de particulares a la internet e incluso abogó por el derecho de los periodistas de los medios oficiales a usar la red sin cortapisas de ningún tipo.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comentarios