Últimas Noticias

Deserta periodista de la delegación cubana al Clásico de Béisbol

Esta foto sin fecha fue divulgada el 5 de septiembre por Granma, el diario oficial del Partido Comunista de Cuba, y muestra a Fidel Castro. El ex presidente cubano ha externado su malestar por la derrota del equipo cubano en el Clásico Mundial de Béisbol.
Esta foto sin fecha fue divulgada el 5 de septiembre por Granma, el diario oficial del Partido Comunista de Cuba, y muestra a Fidel Castro. El ex presidente cubano ha externado su malestar por la derrota del equipo cubano en el Clásico Mundial de Béisbol. AP

Aunque ya circulaban en Miami rumores sobre su partida, el propio Fidel Castro se encargó el viernes de confirmar la deserción del periodista deportivo Raúl Arce, un experimentado redactor de béisbol del diario Juventud Rebelde.

Una fuente del INDER había confirmado a El Nuevo Herald que Arce no había tomado en San Diego el avión que trasladó el jueves rumbo a La Habana a la delegación que participó en el II Clásico Mundial de Béisbol. No se han esclarecido las versiones de que viajaba a Miami para reunirse con familiares suyos.

Arce, con más de 20 años de experiencia y un comentarista conocido por la afición cubana, solía cubrir de manera habitual todo lo relacionado con la poderosa escuadra en eventos internacionales.

Se le considera uno de los mejores cronistas de las últimas décadas, pero el ex mandatario cubano, en una reflexión publicada en el sitio oficial Cubadebate, le tilda de "simulador y repugnante''.

Sobre Arce, de manera específica, Castro explica que "este había salido varias veces, pero esperaba el Clásico para realizar su felonía. Estaba constantemente junto al equipo. Era baboso. Dos horas antes de la partida hacia el aeropuerto para regresar, desapareció''.

El último artículo de Arce sobre el Clásico que apareció en la prensa cubana fue la crónica de la derrota de Cuba ante Japón el pasado miércoles.

La fuga de Arce se une a la del editor de televisión Yuri Boza, quien llegó a Miami hace una semana y de quien Castro tampoco escatima tinta para condener su deserción. Boza, de 31 años, escapó de la delegación oficial poco después de llegar al hotel de San Diego donde debía alojarse.

Castro condena la aparición de Boza en programas de la televisión local.

"Daba lástima su lamento publicado en los cables'', escribió Castro. "Suspiraba que lo único triste era que su querida madre y su adorada novia no viajaron con él. Se había ido desde el primer día que la delegación llegó a San Diego''.

Más allá de sus habituales trabajos periodísticos en Juventud Rebelde, Arce es conocido por su libro El Alma en el Terreno, (1989), ensamblado a cuatro manos con el reconocido escritor Leonardo Padura, en el cual aparecen entrevistas con leyendas de la pelota cubana de las primeras décadas revolucionarias.

Jefe de la sección deportiva de Juventud Rebelde durante muchos años, Arce había visitado Estados Unidos con anterioridad, incluyendo la primera versión del Clásico y los Juegos Panamericanos de 1987.

Según varias fuentes que estuvieron cerca de la delegación cubana en San Diego, la actuación de los periodistas cubanos no tuvo una gota de imparcialidad y "más bien parecían más fanáticos que profesionales en sus muestras de apoyo al equipo''.

"Ellos sintieron más que nadie la eliminación de la escuadra'', afirmó la fuente. ‘‘Uno se quejó que la derrota los privaba de algunos días más de estancia en Estados Unidos, pues querían conocer Los Angeles''.

Cuba quedó fuera del Clásico al caer en par de ocasiones ante Japón. Este el primer evento internacional en que la mayor de las Antillas no ocupa uno de los tres primeros lugares.

"Esos casos sirven para resaltar el mérito de los atletas de nuestro digno equipo nacional, dispuestos a dar su vida por la Patria'', añadió Castro.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios