Últimas Noticias

Rabinos intentaron hacer de la intervención israelí de 22 días en una guerra religiosa

Foto cedida por el ministerio de Defensa israelí (IDF) que muestra a soldados israelíes tras regresar de la franja de Gaza en una localidad no revelada del sur de Israel.
Foto cedida por el ministerio de Defensa israelí (IDF) que muestra a soldados israelíes tras regresar de la franja de Gaza en una localidad no revelada del sur de Israel.

Los rabinos en el ejército israelí exhortaron a las tropas que se dirigían a Gaza a reclamar lo que dijeron era un tierra entregada por Dios y a "librarse de los gentiles'', prácticamente convirtiendo la intervención israelí de 22 días en una guerra religiosa, según el testimonio de un soldado que combatió en Gaza.

La propaganda distribuida por los rabinos entre los soldados "tenía un claro mensaje, somos el pueblo de Israel, vinimos a la tierra de Israel gracias a un milagro, Dios no hizo regresar, ahora tenemos que luchar para librarnos de los gentiles que están interfiriendo con nuestra conquista de esta tierra'', le dijo el soldado a un foro de veteranos de Baza a mediados de febrero, pocas semanas antes del fin del conflicto.

Una transcripción del testimonio dado en una academia militar israelí en el Oranim college el 13 de febrero fue conseguida el viernes por los Periódicos McClatchy y también publicada en Haaretz, uno de los principales diarios israelíes. El soldado, identificado como "Ram'', un pseudónimo para proteger su identidad, dió una ácida descripción de la atmósfera en que el ejército israelí fue a la guerra.

"La atmósfera general entre la gente con la que hablé era que las vidas de los palestinos eran, digamos, mucho, mucho menos importantes que las vidas de nuestros soldados'', dijo Ram. La literatura religiosa daba "el sentimiento de una misión casi religiosa'', afirmó.

Unos 1,400 palestinos murieron durante la operación, más de la mitad de ellos civiles, según dijeron grupos palestinos de derechos humanos.

Danny Zamir, el jefe de la academia militar Yitzhak Rabin, que organizó el foro de soldados, dijo que la operación de Gaza fue "una acción militar insólita en la historia de las fuerzas armadas de Israel que estableció una nueva, desconocida norma en el código ético de las fuerzas armadas'.

Los testimonios indicaron que el ejército, pese a repetidas alegaciones de que estaba protegiendo vidas civiles, no estaba instruyendo a las tropas en ese sentido.

Un soldado, sólo identificado como ‘Aviv'', dijo sentirse molesto por órdenes de abrir fuego dadas a su unidad para una operación que luego fue cancelada.

"Se suponía que fuéramos con un vehículo armado llamado un Ahzarit, que rompiéramos la puerta, empezáramos a disparar dentro y simplemente fuéramos subiendo piso por piso... Yo considero eso asesinato... subir piso por piso disparando sobre todas las personas que viéramos'', dijo. "Aviv'' sirvió como jefe de escuadra con la unidad Givati en el barrio de Zeitoum en Gaza.

Otro soldados, identificado com "Gilad'' dijo que el comandante de su batallón había dejado claro que el ejército iba a usar su poder de fuego y su protección al entrar en la ciudad de Gaza, densamente poblada.

McClatchy reporó que docenas de palestinos habían sido tratados en los hospitales de Gaza por quemaduras de obuses que tenían fósforo blanco, de uso ilegal en áreas densamente pobladas. El tema surgió brevemente en la conferencia de Oranim, cuando un sargento de los paracaidistas identificado como Yossi, dijo, "Se usó mucho fósforo blanco''.

  Comentarios