Últimas Noticias

Falta de insumos y pericia puede frustrar éxito de entregar tierras en Cuba

La inexperiencia y la escasez de aperos e insumos agrícolas pueden frustrar el empeño del gobierno de Raúl Castro de aumentar la producción de alimentos en Cuba, a partir de la entrega de tierras ociosas a los campesinos, opinaron este domingo un experto local y productores.

"Si no se capacita a ese nuevo productor puede crearse obstáculos importantes para alcanzar una disponibilidad de alimentos'', señaló el profesor de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Ciego de Avila (centro), Félix Palau, en un extenso reportaje que dedicó al tema el diario Juventud Rebelde.

"Se les están entregando tierra a muchas personas que no tienen conocimiento alguno sobre ella. Por lo tanto, están necesitados no sólo de una capacitación sino de una alfabetización agrícola'', añadió Palau.

La entrega de las tierras fue aprobada en julio por Raúl Castro como parte de los cambios que impulsó desde que asumió la presidencia en febrero, y tras declarar la producción de alimentos asunto de máxima seguridad nacional, en un país con el 50% de sus tierras agrícolas ociosas, y con importaciones de alimentos de 2.500 millones de dólares en 2008.

Dede que en setiembre comenzó el proceso de entrega de tierras a particulares, se distribuyó "casi un millón de hectáreas'' a "cerca de 56.000'' personas, pero "el proceso reclama mejor estructuración'', asegura Juventud Rebelde.

"Los usufructuarios empiezan a formar parte del gran sistema de la agricultura cubana, una cadena con muchos de sus eslabones oxidados que no siempre se articulan bien'', apuntó el periódico, al subrayar que "un gran por ciento'' de las tierras entregadas llegaron a este mes sin estar "listas para plantar''.

Al desconocimiento de las técnicas agrícolas por los nuevos productores, se suman las dificultades para obtener semillas, y la carencia de aperos e insumos agrícolas, según el testimonio de varios campesinos citados por el rotativo.

"Es muy difícil, sobre todo para nosotros que empezamos ahora y no contamos nada más que con la fuerza de voluntad'', expresó la campesina Olga Cabrales, quien solicitó 2,2 ha de tierra.

Fermina Rodríguez, otra productora, comentó que "es imposible que en cinco meses alguien pueda (...) limpiar y preparar la tierra y además tener producciones; eso es un chiste. Hace tres años yo estaba reclamando estas mismas tierras que estaban abandonadas y no tuve respuesta''.

  Comentarios