Últimas Noticias

Washington facilita trámites de visas para los cubanos

Un grupo de personas espera para solicitar visas en la entrada de la Sección de Intereses de EEUU (SINA, por sus siglas en inglés), en La Habana.
Un grupo de personas espera para solicitar visas en la entrada de la Sección de Intereses de EEUU (SINA, por sus siglas en inglés), en La Habana.

Los cubanos que aspiran a obtener una visa de no inmigrante para visitar a sus familiares en Estados Unidos pueden beneficiarse de un nuevo sistema de citas por internet, que permitirá a las autoridades consulares reducir considerablemente los atrasos en el procesamiento de solicitudes en la isla.

La Oficina de Intereses de Estados Unidos (USINT) en La Habana ha puesto en marcha desde febrero un programa especial para los ciudadanos cubanos que pretenden viajar con visa de visitante y tienen ya fijado un turno para la entrevista consular en el 2010.

La iniciativa intenta superar el congestionamiento de solicitudes de visas de no inmigrante que persiste en la oficina de La Habana, donde el tiempo de espera para la entrevista llega a superar los dos años --uno de los más largos en todo el mundo.

El proceso sorprendió a numerosas personas en Miami cuando comenzaron a recibir las llamadas para facilitar el trámite consular de sus familiares y amigos, a mediados de enero.

La participación en el programa es absolutamente voluntaria y dependerá de las posibilidades de acceso a la internet que tengan el solicitante o familiares y amigos suyos dispuestos a facilitarle el trámite.

El proceso es muy simple. El Centro de Coordinación de Citas para Visa de No Inmigrante llama a los solicitantes o a sus contactos en el exterior para ofrecerles la oportunidad de adelantar su cita un año bajo la condición de procesar el formulario por la internet.

Quienes opten por llenar el formulario en la internet, generarán un código de barra para su planilla al terminar el proceso. La información queda cifrada en las computadoras de la Sección Consular y será contrastada por el funcionario que reciba personalmente al solicitante para entrevistarlo según la fecha asignada.

El programa no funciona para los formularios llenados a mano o mecanografiados, pues el escáner rechaza las solicitudes que no entran al sistema informatizado.

Obviamente, las autoridades estadounidenses han tenido en cuenta el limitado acceso a la internet de los ciudadanos cubanos. Es por eso que Cuba fue una excepción cuando el Departamento de Estado decidió implementar a partir del 2006 el uso del formulario electrónico para visas por internet, conocido como EVAF, lo que permitió acelerar el procesamiento de entrevistas a las secciones consulares alrededor del mundo.

Las estadísticas oficiales sitúan en 1.4 millones la cantidad de cubanos que usan la red informática, pero sólo unas 290,000 personas cuentan con pleno acceso a la internet. La tasa de conexión de Cuba es de 2.4 por ciento, una de las más bajas a escala mundial.

Por lo tanto, se trata de una opción que el solicitante puede rechazar y mantener su cita en la fecha previamente establecida.

Las primeras citas comenzaron a ser atendidas el 17 de febrero y desde entonces la USINT ha podido procesar unos 60 turnos diarios, con una notable reducción en los atrasos de entrevistas.

Según la USINT, durante el primer mes de funcionamiento del programa unos 2,000 solicitantes han podido adelantar sus citas para la entrevista.

"Estamos satisfechos con la cantidad de personas que han podido beneficiarse del programa hasta este momento y continuaremos tratando de procesar la mayor cantidad de solicitantes de visas que podamos dentro de los límites de nuestros recursos y posibilidades'', afirmó Sean Murphy, cónsul general de la USINT.

A partir de mayo del 2006 los cubanos solicitan las visas de no inmigrante mediante un sistema telefónico que está accesible a sus familiares desde cualquier lugar del territorio estadounidense, con operadores en inglés y español.

Las solicitudes de visas para inmigrante, visas de prometido (fiancé) y parole familiar para los residentes en Cuba también pueden concertarse por vía telefónica desde el 15 de febrero del 2007.

Con el nuevo programa por internet para cubanos visitantes, la USINT pretende mejorar su eficiencia en la atención al público y viabilizar el proceso de entrevistas en una sede diplomática que cuenta con personal limitado, debido a las restricciones impuestas por el gobierno cubano.

Las autoridades consulares insisten en que los solicitantes o sus intermediarios para reprogramar la cita procedan a evacuar todas sus dudas cuando sean contactados telefónicamente por el Centro de Citas.

Luego de la llamada telefónica, el Centro de Citas debe enviarle al solicitante una confirmación por mensaje electrónico, con orientaciones precisas para llenar el formulario.

Murphy advirtió a todos los interesados que "la única vía para conseguir un turno es a través del Centro de Coordinación de Citas''.

El programa busca además eliminar o limitar las transacciones del mercado ilegal de turnos que opera en La Habana. Testimonios obtenidos por El Nuevo Herald durante las últimas semanas aseguran que muchos solicitantes de visados pueden comprar en $20 los turnos para acceder a la sección consular.

La USINT entrega anualmente unas 20,000 visas de inmigrante a ciudadanos cubanos y alrededor de 8,000 de visita temporal. La mayoría de las visas de no inmigrante benefician a personas con más de 60 años.

Si usted ha sido contactado por el Centro de Coordinación de Visas de No Inmigrante y desea llenar electrónicamente el formulario DS-156 pulse la siguiente dirección:

https://evisaforms.state.gov/ds156.asp?lang=1

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios